Transición ¿Qué?

La Transición es una revolución silenciosa que se extiende por el mundo.  Es un gran experimento social, compuesto por personas como tú y como yo que consideran la crisis como la oportunidad de hacer algo diferente, algo extraordinario. El tipo que se había a tu lado en el tren esta mañana, podría estar creando una empresa comunitaria de cerveza artesanal. El conductor podría tener participaciones en una granja ecológica local.

La Transición está en todas partes, es una idea sobre el futuro, una idea optimista y práctica y es un movimiento al que puedes unirte.  A tu alrededor hay personas que también son positivas y prácticas y es algo que tú también puedes hacer.

La Transición es una manifestación de la idea de que la acción local puede cambiar el mundo. Es un intento de crear un contexto de apoyo, enriquecedor y saludable, en que las soluciones prácticas que todos necesitamos puedan florecer.  Tal vez hayas oído hablar de ella como “pueblos en transición” o «Movimiento de Transición», o puedes haberte topado con algún grupo de Transición en donde vives.  Es un experimento lanzado por personas que comparten una pasión, un experimento que se ha ampliado y ha llegado lejos, surgiendo en los lugares más inesperados, en miles de comunidades en más 40 países de todo el mundo.

Pueblos en Transición, ciudades, comunidades de vecinos, proyectos, empresas, universidades, escuelas, modos de vida…

El propósito del Movimiento de Transición es ayudarte a ser un catalizador en tu comunidad, a que puedas dar un impulso histórico para convertir la comunidad en la que vives lugar resiliente, más sano y vibrante, de fuerte carácter local, que reduce al mismo tiempo la huella ecológica.

Podría concebirse la Transición como algo intermedio entre lo que una persona puede hacer como individuo y todas las grandes cosas que el gobierno puede hacer.  Es algo que solo puede surgir de abajo arriba, dirigido por gente corriente.  Es la pieza que falta en el rompecabezas.

¿Cómo sería la Transición en mi comunidad?

Podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad e imaginación. Aquí van algunos ejemplos:

  • Grupos de producción de alimentos

La mayoría de los grupos de Transición empiezan por producir alimentos locales y ecológicos, bien en una parcela, en un huerto comunitario o a través de proyectos de huertos compartidos, grupos de consumo, así como creando nuevas empresas relacionadas con la alimentación.

  • Panaderías de propiedad comunitaria

Cada comunidad necesita (amasar) una. Es una pieza vital de la estructura local que, lamentablemente ya no se encuentra tan fácilmente en nuestras calles y que a menudo son reemplazadas por supermercados en las afueras.

  • Cerveceras de propiedad comunitaria

Cerveceras de propiedad comunitaria: una de las maneras de que el dinero circule localmente al tiempo que innova y crea empleo.

  • Proyectos de Calles en Transición

Las Calles en Transición muestran cómo los cambios pueden producirse calle por calle, reduciendo los costes domésticos y el uso de energía y creando al mismo tiempo un sentimiento de comunidad.

  • Energía de propiedad comunitaria

Las energías renovables ofrecen un enorme potencial para que las comunidades puedan utilizar energía limpia en sus casas, escuelas y negocios, generando ingresos y proporcionando un espacio más seguro para realizar inversiones.

  • Proyectos REconomy

Todo lo anterior está suponiendo una diferencia real para estas comunidades.  De forma creciente, los grupos de Transición están creando nuevos puestos de trabajos y modos de vida, y nuevas empresas, vivas y viables, que mantiene el dinero en lo local y aumentan la resiliencia.

Estos grupos están también mapeando sus economías locales para medir los beneficios potenciales del proceso.  El proyecto de REconomy de Transition Network ofrece las herramientas, la red y el apoyo necesario para hacerlo posible.

Traducido y adaptado de TN – (ES): Why, Where and What is Transition / MB