Empezar – Ingrediente 13. Retrospectiva desde el futuro

Crear una imagen del futuro que anhelamos es importante, pero ¿Cómo podemos identificar los pasos que realmente nos lleven hasta él?

El ejercicio de mirar hacia atrás desde el futuro (Backcasting) tiene lugar de manera inmediata tras realizar una tarea de visión. Con toda seguridad es un ejercicio que se ha venido empleado desde hace algún tiempo, sin embargo el autor reparó por primera vez en él al leer “The Natural Step for Communities: How cities and towns can change to sustainable practices’, de Sarah James y Torbjorn Lahti, donde sugerían desandar el camino hacia atrás en el tiempo después de imaginar un futuro deseable.

Si en 2018, por ejemplo, el cincuenta por ciento de las nuevas edificaciones en una comunidad se realizan siguiendo el modelo de la casa pasiva (Passivhaus) utilizando materiales locales en un ochenta por ciento, el ejercicio de mirar hacia atrás identifica qué nuevas infraestructuras serán necesarias y en qué momento, además de la formación y capacidades indispensables directamente relacionado con ellas. Esto permite desarrollar una estrategia más precisa e identificarmás eficazmente las necesidades de intervención, así como poner en marcha las empresas capaces de llevarlo a cabo. En el caso, por ejemplo, de que el cáñamo se convirtiese en un material de construcción fundamental, mirar hacia atrás desde el futuro permite determinar:

  • cuándo habrá que desarrollar la infraestructura para procesar cáñamo cultivado localmente.
  • cuándo será necesario formar en la utilización del cáñamo al personal constructor.
  • cuándo se tendrán que dar los primeros intentos de cultivo en las granjas locales, etc.

Este esfuerzo de recrear los pasos a dar desde el futuro desempeñó un papel importantísimo en Transition Town Totnes en el momento de crear el Plan de Descenso Energético (PDE). La gente que participó en los talleres iniciales identificaron el tipo de futuro que estaban proyectando. Después, consideraron posibles situaciones futuras y cómo de probable era que sucediesen. Acabaron con un ejercicio de visión donde invitaron a otros a que imaginasen cada una de las hipotéticas situaciones que habían creado. Inmediatamente después comenzó la tarea de recrear los pasos a dar desde el futuro. En la primera de las dos partes que comprendió esta tarea, los participantes trabajaron en grupos e intercambiaron ideas, a la par que podían moverse libremente entre grupos. Señalaron luego cuáles eran para ellos las etapas cruciales del tránsito hacia la visión de futuro que habían creado; y emplearon también la “Línea del Tiempo de Transición”, un panel con una proyección temporal desde 2009 hasta 2030, en el que la gente podía marcar acontecimientos futuribles o narraciones cortas. En la segunda parte, el grupo responsable de crear el Plan de Descenso Energético reunió el material confeccionado en los talleres y lo utilizó como base de una cronología más detallada para Transición.22Mirar hacia atrás desde el futuro resultó ser un proceso enormemente creativo y dinámico en el que hubo gran variedad de ideas importantes y algunas también algo disparatadas, pero hubo sobre todo el aleteo extravagante y divertido de la imaginación.

Una de las formas de hacer de esta mirada retrospectiva desde el futuro algo tangible es un ejercicio llamado “Reunión Escolar en 2030”, puesto en práctica por primera vez en el lanzamiento del proceso que desembocó en la creación de PDE de Totnes.23En él, cuatro actores interpretan diferentes personajes, todos ellos alumnos del instituto local en 2010. Los asistentes se dividieron en cuatro grupos, cada uno con una tarjeta que describía una serie de acontecimientos experimentados por los distintos personajes en los años transcurridos hasta 2030. Luego, los grupos intercambian la información que poseen y tras un pequeño debate en el seno de cada grupo, los actores interpretan su personaje en una la reunión escolar situada en el año 2030, donde se reencuentran y se ponen al tanto de lo sucedido en sus vidas. Un ejercicio así, si se lleva a cabo satisfactoriamente, con buenos actores, puede resultar una experiencia sorprendentemente interesante y un ejercicio muy emotivo.

Mirar hacia atrás desde el futuro nos ayuda a identificar las estructuras e instituciones que se necesitan para que Transición se haga realidad: por dónde comenzar, y especialmente qué hemos hecho ya, que podría aprovecharse también.

22 Which can be read in Hodgson, J, Hopkins, R. (2010) Transition in Action: Totnes and District 2030: an Energy Descent Plan. Transition Town Totnes/Green Books.

23 You can read a write-up of this exercise and how to do it at http://tinyurl.com/4lapp4