Archivo de la etiqueta: resiliciencia

Una tarde en Soria en Transición

Una tarde en Soria en Transición: conversaciones sobre Transición en tierras castellanas

La Transición también tiene lugar en Soria. Fernando García, nuestro compañero de la Red de Transición, inicia en Soria en Transición el quiere ser el primero de una serie de encuentros que Fernando está dispuesto a organizar con todas las iniciativas de Transición que así lo deseen.

El objetivo de estos encuentros es tomarse un momento de pausa y compartir sobre el estado de la Tierra. También sobre el impacto emocional que nos provoca y la respuesta que proponemos para hacer frente a la situación.

Si queréis organizar un encuentro con Fernando podéis poneros en contacto con él: fgarciaferreiro@outlook.com

Os dejamos ya, sin más preámbulos, con la experiencia de Fernando en Soria en Transición:

Cita con el corazón sobrio y amable de Soria en Transición

Había quedado con Chema a las 18:00 en su colmenar de Rioseco. Sí, Chema vive ya en plena Transición. Vive en un colmenar, en medio del campo, alumbrado por la luna y la tenue luz de la bombilla que enciende con un pequeño panel solar. Vive con su váter seco, su firmamento estrellado y su esplendoroso huerto. Chema, motor de Soria en Transición, es un ejemplo de sobriedad, desapego, ingeniosidad, amabilidad y sabiduría.

Charla con los amantes de la tierra

Esa tarde organizamos una charla en El Refugio de la tormenta. Fue un día de calor tórrido en el que estuvimos fresquitos a la sombra de un castaño en un patio entrañable. El tiempo pasó rápido hablando del atolladero ecológico donde nos hemos metido. Y hablando también de las claves para navegar el caos que se avecina.

Fue un privilegio para Chema y para mí compartir con un grupo de mujeres y hombres que aman su tierra y la Tierra. Mujeres y hombres que no van a quedarse cruzados de brazos ante la debacle que se nos echa encima. Allí, vibramos con Laura, Carmen, Koya, Sara, Luz, los dos Javieres, Edu, Diego y Sergio.

Navegando en aguas oscuras

Durante la primera hora nos sumergimos en las aguas abisales del inevitable colapso de nuestra civilización: 415 ppm de CO2, el Ártico a punto de derretirse, los pocos animales salvajes sobrevivientes acorralados en hábitats minúsculos. Mientras tanto, criamos y sacrificamos al año 70.000.000.0000 de vacas, cerdos, pollos y otras víctimas inocentes de nuestra gula e insensatez.

Rendición y renovación

Cuando tocamos fondo, examinamos juntos la sacudida emocional de impotencia, rabia, miedo y tristeza que sentimos cuando nos rendimos ante la inevitabilidad del colapso. La genial intervención de Chema en ese momento, apelando a nuestro amor por la Tierra, a nuestro sentido de la decencia y de la compasión, logró que el grupo «rebotara» desde el fondo para salir a la superficie con un ánimo renovado de actuar ante la situación.

Renacimiento y compromiso

Uno tras otro, los participantes afirmaron su voluntad de implicarse activamente para proteger la vida. También para fomentar el sentido de comunidad, parar la destrucción y reanudar la restauración de la vida y la belleza en el increíblemente bello paraje soriano.

Soria viva en Transición

Mis amigos sorianos no van a quedarse impertérritos ante el desmoronamiento: Soria en Transición ha renacido. Y lo ha hecho con la fuerza de aquellos numantinos que lo dieron todo por defender lo que más importa. Y lo hace con el espíritu Meraki: «Poner el alma, creatividad y amor en lo que haces, dejando un pedazo de ti siempre en tu trabajo».

Una tarde en Soria en Transición