Noticias

Estrategias de sensibilización para promover el paso a la acción

6 de julio de 2015 | 2 comentarios

Estrategias de sensibilización para dar a conocer los problemas socio-ecológicos y promover el paso a la acción

Los días 1, 2 y 3 de mayo 2015 la Red de Transición, tuvo el placer de participar en el “IV Encuentro de iniciativas Decrecentistas y Transicioneras”, celebrado en Granada. En él se desarrolló un taller participativo titulado “Estrategias de sensibilización para dar a conocer los problemas socio-ecológicos y promover el paso a la acción”. Una de las principales dificultades para las iniciativas sociales que trabajan hacia la sostenibilidad es realizar una labor de sensibilización e involucración de nuevas personas que sea eficaz, de ahí la importancia del informe que presentamos ahora y que resume las principales conclusiones de dicho taller. En este artículo podrás leer un resumen de los resultados del informe y descargarte el documento completo. Utilízalo y difúndelo.Estrategias de sensibilización para promover el paso a la acción - Red de Transición España

Primer Curso Internacional de Transición Online en Castellano: Crónicas y evaluación

5 de julio de 2015 | No hay comentarios

Primer Curso internacional de Transición Online en Castellano: Crónicas y evaluación

El martes 23 de junio el equipo de formación de REDTE facilitó la última sesión del primer curso internacional de Transición Online en castellano. Un curso certíficado por la Transition Network que supuso una gran experiencia para 22 alumnas y alumnos de España, Chile, Argentina, Bélgica y México. Tras dos meses de acompañarnos en el proceso formativo, de compartir dudas y de inspirarnos mutuamente, las y los participantes expresaron que se llevaban consigo una gran motivación y múltiples herramientas para comenzar o seguir con sus propios proyectos, cambiando el mundo desde su entorno local.

La idea para este primer curso internacional de Transición online en castellano nació como parte de la estrategia de la Red de Transición España para apoyar a las personas e iniciativa interesadas en aprender e implementar un proyecto de Transición de una manera más accesible e inclusiva. El objetivo ha sido crear un curso dinámico y útil, utilizando materiales basados en el contexto y experiencias de España y los países hispanohablantes de América Latina.

El curso estuvo dividido en 8 sesiones semanales, en las cuales tratamos los siguientes temas:

  • Introducción al movimiento de Transición: Origen, modelo, principios
  • Contexto: la situación mundial (crisis sistémica, pico del petróleo, cambio climático y crisis económica), resiliencia y relocalización
  • La importancia de construir una visión compartida y positiva (y posible) del futuro
  • Cómo sensibilizar a la comunidad (con ejemplos y experiencias de diferentes iniciativas)
  • Cómo iniciar una iniciativa de Transición, crear grupos de trabajo, y aprender del proceso para responder a los retos
  • Transición interior: Qué es y por qué es importante la transición interior
  • Manifestaciones prácticas: experiencias y aprendizajes de diferentes tipos de proyectos de transición
  • Próximos pasos de los participantes

El curso se apoyó mucho en el trabajo a nivel individual durante la semana, y las sesiones online se utilizaron como espacio de profundización y para compartir ideas y experiencias. Al ser la primera edición, el curso tuvo un fuerte componente experimental, con el equipo formador proponiendo versiones online de ejercicios que normalmente se realizarían solo de manera presencial. Algunos ejemplos fueron los ejercicios en grupo para trabajar la creación de un evento de sensibilización comunitario o la creación de un grupo iniciador de Transición, en los que las y los participantes tuvieron que autogestionarse para reunirse y preparar materiales para compartir con los demás durante la sesión plenaria. Otra innovación utilizada durante el curso fue la realización de una dinámica conocida como la “pecera” para tratar temas de Transición Interior en un espacio seguro – dinámica que funciona muy bien en formato presencial, y que el curso ha demostrado puede utilizarse perfectamente por internet con maravillosos resultados.

El equipo de facilitación de REDTE junto con el invitado Mauricio Deliz

El equipo de facilitación de REDTE junto con el invitado Mauricio Deliz

Breve introducción al Drececimiento

4 de junio de 2015 | No hay comentarios

Estamos viviendo momentos de frágil cáscara; las grietas de lo que nos rodea y que parecía protegernos se van haciendo cada vez más grandes y se filtra entre ellas lo desconocido y a lo que nos hemos de adaptar, un mundo en el que hemos de construir nuevos colores, desde nuestras capacidades, sin depender de un sistema que cada vez más se muestra fallido, falto de respeto, destructivo y que nos quiere mantener alienados para satisfacción de unos pocos.  Estamos presenciando momentos que nos llevan a plantearnos otra manera de vivir, de actuar, de entender el mundo.

No vamos aquí a hablar de las graves consecuencias que nuestro modus vivendi ha generado en los más diversos ámbitos (es un tema que ya hemos tratado en anteriores artículos): ecológico- medio ambiental, social – cultural – educativo, sino que vamos a enfocar nuestra atención en el Decrecimiento, un movimiento que, como la Transición, aboga por la aplicación de principios más adecuados a una situación de recursos limitados, relocalización, cooperación, auto-producción (e intercambio), durabilidad y sobriedad. Una propuesta que esta creando lazos y redes con el Movimiento de Transición y que con motivo de la participación de la Red de Transición en el IV Encuentro de Decrecimiento que tuvo lugar en Granada el pasado mes queremos introducir sus bases principales.

El decrecimiento supone una ruptura de viejos paradigmas, hábitos y creencias así como un cambio de mentalidad que nos puede acercar a una realidad más coherente, satisfactoria, comunitaria y por ello de aprendizaje común, una ruptura con el clásico sistema piramidal y excesivo, enfocado tan sólo en grandes corporaciones y sus beneficios, dónde prima lo individual, las ganancias, el mal llamado “éxito” de las élites y sus marionetas gobiernos y en la falta de valores básicos: amor, salud, bienestar, paz, equilibrio.

Se opone al sistema actual, ya que este, para no desaparecer, está condenado a crecer y mantener su crecimiento, algo totalmente insostenible actualmente. Es por ello que el decrecimiento es una receta básica si queremos vivir con cierta armonía y respeto hacia el entorno y hacia nosotros mismos.

Fue el filósofo y ecologista André Gorz en 1972, en un artículo del Nouvel Observateur en relación al informe Meadows, el que empleó el término Decrecimiento, palabra que causó gran controversia y que fue utilizada como provocación por ciertos autores para llamar la atención sobre el absurdo de un crecimiento infinito. (Véase este buen artículo de ecologistas en acción)

La corriente de pensamiento del decrecimiento es clara y está articulada desde una perspectiva ecologista aunque dentro del término podamos encontrar variantes. Se puede llegar a él desde diferentes esferas: Social, políticas, ecologistas, culturales… Aquí podemos ver sus principales características y niveles de actuación.

Georgescu-Roegen determinó que el crecimiento industrial no se integra en la economía de la naturaleza, sino que sobrepasa los límites de la biosfera a escala temporal humana, constatando los límites físicos y económicos del progreso técnico”.( fuente: www.nosinmibici.com)

La conservación del medio ambiente no es posible sin reducir la utilización de recursos naturales y su actual dependencia. Además, el decrecimiento también cuestiona la capacidad del modelo de vida moderno para producir bienestar. Por estas causas se opone al desarrollo sostenible, entendiendo desarrollo como necesidad de seguir produciendo aunque sea de una manera más «sostenible». El reto estaría en vivir mejor con menos.

caracolEl caracol como representación del decrecimiento y del movimiento Slow

«El caracol construye la delicada arquitectura de su concha añadiendo una tras otra las espiras cada vez más amplias; después cesa bruscamente y comienza a enroscarse esta vez en decrecimiento, ya que una sola espira más daría a la concha una dimensión dieciséis veces más grande, lo que en lugar de contribuir al bienestar del animal, lo sobrecargaría. Y desde entonces, cualquier aumento de su productividad serviría sólo para paliar las dificultades creadas por esta ampliación de la concha, fuera de los límites fijados por su finalidad. Pasado el punto límite de la ampliación de las espiras, los problemas del sobrecrecimiento se multiplican en progresión geométrica, mientras que la capacidad biológica del caracol sólo puede, en el mejor de los casos, seguir una progresión aritmética». Ivan Illich

Jornada de prácticas comunitarias, transformadoras y resilientes

1 de junio de 2015 | No hay comentarios

El próximo 5 de Junio es el dia mundial del medio ambiente y queremos celebrarlo contigo. Para ello os invitamos a una Jornada de prácticas comunitarias, transformadoras y resilientes, que se celebrará en la ciudad de Barcelona. Junto al Aula Ambiental Bosc Turull hemos co-creado una tarde donde aprender, compartir y pasarselo bien. Una tarde que quiere mostrar diferentes prácticas comunitarias y transformadoras y promover el paso a la acción.

La primera parte de la jornada irá dedicada a dar a conocer diversas iniciativas del barrio de Vallcarca relacionadas con huertos urbanos y se hablará de un proyecto de compostaje comunitario.

Passem a l'accio-dia mundial medi ambientLuego se presentará la “Guía del movimiento de Transición” a cargo de Juan del Río, su autor, un libro necesario para estos momentos, una guía cargada de herramientas para la transformación social que tanto deseamos.

Y para acabar podremos disfrutar a la fresca del estreno en Barcelona de “Illes de futur II”, la segunda parte de un proyecto documental Mallorquín de Ariadna Relea sobre la isla y su resiliencia y donde se nos muestran coherentes iniciativas y nuevas maneras de construir este presente.

Disfrutaremos de un pica-pica mientras se pone el sol, rodeados de arboles y cielo en el magnífico oasis del Bosc Turull, un acogedor espacio en medio de la ciudad lleno de energía.

¡La red de transición os espera en esta fantástica jornada!

Resiliencia Comunitaria para afrontar la Gran Transición

20 de mayo de 2015 | No hay comentarios

Traducción de un texto de Richard Heinberg de Resilience.org, publicado originalmente en “The great transition Initiative” 24 Abril 2015.

planetary-boundaries-figure-3

Actualización de los «Limites Planetarios» Enero 2015.

Revisión de: “Delimitando el futuro planetario: Por qué necesitamos una Gran transición” por Johan Rockström.
La investigación “Límites Planetarios” constituye un avance importante en nuestra capacidad de cuantificar los componentes del sobrepaso o desbordamiento global. Permitidme sugerir que todas las presentaciones sobre los límites planetarios deberían incluir una discusión sobre la Ley de Liebig-una perogrullada ecológica que puede resumirse en “una cadena es sólo tan fuerte como la pieza más débil”. No hemos de esperar a que los nueve límites sean transgredidos para que una calamidad global nos amenace; todo lo necesario para triturar la red del ecosistema es que uno de los límites sea sobrepasado de forma fehaciente, y por un tiempo suficiente. Visto desde esta perspectiva, el hecho de que cuatro de los nueve límites identificados estén ya superados con creces nos debería causar una preocupación profunda.

Sin embargo, la exposición de Johan Rockström sigue la fórmula familiar y necesaria: la civilización industrial nos está propulsando hacía un colapso planetario, pero todavía hay tiempo de cambiar el funcionamiento del sistema operativo civilizatorio para asegurar la supervivencia y bienestar de todos, incluso si la población sigue creciendo. He usado esta fórmula en ensayos y conferencias varias veces, y cada vez que lo hago, me sorprendo sintiéndome in poco insincero. Si, como intelectual público, es nuestra labor prescribir la medicina que pensamos que mejorará el estado del paciente (en este caso a la civilización). Pero, ¿Es nuestra receta capaz de curar la enfermedad?

Afrontémoslo: la condición de nuestro paciente está empeorando. Además, hemos observados casos como este con anterioridad (por ejemplo, han habido civilizaciones previas que han sobrepasado la capacidad de carga de su ambiente), y en todos los casos el resultado fue calamitoso. Sin embargo, siguiendo esta fórmula discursiva, un hipotético tratamiento a proponer, consistiría en la sustitución energética, mejoras masivas en la eficiencia en el uso de los recursos, redistribución de la riqueza, y gobernanza global; a pesar de que nunca antes se ha intentado, parece ser nuestra única esperanza.

Una nueva corriente de pensamiento ecologista- a veces etiquetado como fatalista o derrotista- sostiene que es demasiado tarde para estas panaceas. El paciente no tiene el menor interés en tomar nuestra medicina (propuestas para la sostenibilidad se han ido presentando desde “Los límites del crecimiento” en 1972, pero las élites globales se han mostrado completamente desinteresadas en cualquier toma de acción que no prometa la continua expansión del PIB), y la enfermedad esta demasiado avanzada (hemos puesto en marcha procesos de retroalimentación geofísicas que no pueden ser revertidos). Los fatalistas más extremos insisten en que la extinción a corto plazo esta ya asegurada. Olvídense de intentar salvar la civilización, dicen; piensen en la habitabilidad del planeta.

El fatalismo tiene la virtud de la voluntad de mirar y enfrentar la situación a la cara sin pestañear. Pero ha sido criticada por subestimar el posible rol de reequilibrar las retroalimentaciones entre ambos, el ambiente y las sociedades humanas; además, desempodera tanto a sus defensores como a su audiencia, que tiende a adoptar una actitud cínica, apatía y resignación. ¿Hay una tercera aproximación?

Parece que podríamos comenzar por reconocer que la crisis está ahora asegurada. Que no significa que la extinción a corto plazo sea inevitable, pero si que en este siglo veremos con casi certeza total convulsiones ecológicas, económicas y sociales en una escala sin precedentes. Los fatalistas están en lo cierto diciendo que es demasiado tarde para entrar en el juego, pero errados en simplemente renunciar a actuar.

Una estrategia alternativa sería anticipar crisis y usarlas a nuestro favor. Tal estrategia basada en las crisis buscaría primero proporcionar formas y caminos para la gente y las instituciones para adaptarse a los cambios venideros, en la dirección de crear más resiliencia en la comunidad y satisfacer las necesidades básicas humanas de forma más sostenible en el largo plazo. Esto implicaría casi con total certeza la implementación de deferentes tácticas adaptativas para las sociedades, variando los niveles de industrialización (o des-industrialización, como sería el caso). Una estrategia secundaria sería publicitar amplia y consistentemente una explicación ecológica para las inevitables crisis (superpoblación, agotamiento de recursos, polución) que pudiera al menos reducir parcialmente la tendencia social a buscar chivos expiatorios en situaciones de empeoramiento económico. Esto podría evitar de forma significativa una parte significativa de los conflictos.

La crisis puede ser un profesor. Todas las sociedades humanas indígenas han aprendido eventualmente a auto-contenerse, si permanecían en un lugar durante un tiempo suficientemente largo. Descubrieron mediante prueba y error que exceder la capacidad de carga de su territorio conducía a consecuencias fatales. Por ello estas gentes nos parecen a los “modernos” como ecologistas intuitivos: tras haber sido golpeado de forma repetitiva por el agotamiento de recursos, la destrucción del hábitat, la sobrepoblación y las resultantes hambrunas, llegaron a la conclusión de que la única forma de ser golpeados de nuevo era respetar los límites del medio natural, conteniendo la reproducción y protegiendo al resto de formas de vida. Nosotros hemos olvidado esa lección, por que nuestra civilización fue construida por gente que conquistó exitosamente, colonizó, y tras ello se mudó a otro sitio para llevar a cabo los mismos patrones de nuevo-y por que nosotros estamos disfrutando un regalo único en forma de energía fósil que nos capacita en nuestra propia omnipotencia, excepcionalismo e invencibilidad. Pero ahora se nos han acabado los sitios que conquistar, los mejores combustibles fósiles se han usado, y las consecuencias ambientales de quemarlos están empezando a alcanzarnos. Podemos aprender de la crisis; la antropología cultural nos lo muestra. Pero, en este caso, necesitamos aprender rápido, y tal vez un poco de esfuerzo organizado para ayudar a ese proceso estaría bien empleado. El discurso de los límites planetarios podría ayudarnos a explicar a las masas asustadas por que el mundo parece estar desmoronándose ante ellos, mientras que la construcción de resiliencia comunitaria podría ayudarnos en la adaptación a las condiciones cambiantes.

Por el momento, la mayoría de activistas ambientales continuarán (y probablemente deban) publicando nuevos informes diciendo, “Si no cambiamos las políticas, cosas terribles sucederán”, y, “si cambiamos las políticas todo el mundo podrá vivir en paz y prosperidad”. Simplemente estoy sugiriendo que algunos de nosotros deberíamos pensar estratégicamente sobre que hacer si los líderes mundiales no toman medidas para reducir drásticamente las emisiones de carbono y redistribuir la riqueza. Las crisis seguidas por resiliencia comunitaria parece ser el plan de repliegue lógico.

Crónicas del «IV Encuentro de iniciativas decrecentistas y transicioneras» en Granada

| No hay comentarios

Hace ya unos meses decidimos desde la Red la asistencia al IV Encuentro de Redes e Iniciativas Decrecentistas y Transicioneras que se realizaría en Granada, los primeros días de Mayo. En este tiempo previo tuvimos la posibilidad de organizar y decidir, colaborando con l@s organizador@s del encuentro de iniciativas decrecentistas, las aportaciones y talleres que presentaríamos allí, dando pié en nuestra imaginación a visualizar como serían estos días tan especiales, en la que gente afín, y a la vez tan diferente, de todos los territorios de la península, nos reuniríamos, poniéndonos cara, compartiendo y aprendiendo a partir nuestras experiencias, generando nuevas sinergias y vínculos, que por supuesto irían en la dirección de crear Red, uno de los principales cometidos de nuestra actividad y trabajo. Por lo que en este texto os presentamos nuestras crónicas sobre el IV Encuentro de redes e iniciativas decrecentistas y transicioneras en Granada.

Llego el día de partir hacia Granada, y toda esa ilusión y expectativas se pusieron en ebullición. Nada más llegar a tierras nazaríes, recibimos una calurosa bienvenida por nuestr@s amig@as de Granada en Transición. Nos acogieron de forma esplendida, y nos acompañaron en nuestra primera toma de contacto con la ciudad. Todo hacía entrever que los días por venir iban a ser tan intensos y agradables, como enriquecedores, por lo que nuestra llegada el día de antes de que comenzase oficialmente el encuentro sirvió, entre muchas otras cosas, para contagiarnos del buen ambiente que reinaría a lo largo de las tres jornadas venideras.

– Jornada 1:

El primer día, viernes, supuso la puesta en marcha, con la presentación de la Asociación de Parados de Casería de Montijo, que se encargarían de preparar los menús que disfrutaríamos durante las jornadas. Tras ello, diversos talleres simultáneos tuvieron lugar, relacionados con el Decrecimiento, con un enfoque teórico o más práctico, para todos los gustos, desde presentación del libro «El Decrecimiento Infeliz» de Julio García Camarero, a una introducción al concepto Decrecimiento por parte de la Red de Decrecimiento de Sevilla, con propuestas que se van haciendo eco en los medios como la moneda social Puma, pasando por talleres prácticos a temas de alimentación vegana y nutrición, a cargo de la Asociación de vegetarianos de Almería.

Después de la primera comida en común, y una más que agradable sobremesa en la que comenzamos a conocernos entre nosotros de forma espontánea y amigable, llegó uno de los platos fuertes del evento, una mesa redonda titulada “Escenarios futuros de un mundo en decrecimiento”, formada por tres ponentes con enfoques diversos pero confluyentes, del que la Red de Transición participaría de forma directa a través de nuestro compañero Juan del Río.

Mesa Redonda

Mesa Redonda con Juan del Río, Manuel Casal Lodeiro y Luís Gonzalez Reyes, moderada por Aitana de la Cooperativa Agroecológica «Hortigas»

También, en la mesa redonda tuvimos el placer de contar con Luís González Reyes, miembro de Ecologistas en Acción coautor de la fantástica y enciclopédica obra “En la Espiral de la Energía” (la cual recomendamos encarecidamente desde la Red, al ser un trabajo encomiable, un obituario de nuestra civilización industrial-fosilista, tan bien escrita como explicada y referenciada); así como con Manuel Casal Lodeiro, incansable y polifacético escritor, activista y dinamizador en temas decrecimiento y transición post-petróleo, en su asociación “Vespera de Nada”, en libros como “Guía para o descenso enerxético” o “Nosotros los detritivoros”, y promotor de la revista “15-15-15” para una nueva civilización. La mesa redonda fue muy didáctica, cruda pero cercana y clara, una radiografía del estado actual, y un análisis exhaustivo de las diferentes perspectivas futuras, con el colapso civilizatorio en marcha, y las posibilidades de transiciones por desarrollar en un escenario de Decrecimiento energético y económico, en el que tendremos que reducir, de forma ordenada o desordenada, la complejidad de las sociedades humanas, redefiniendo los marcos y necesidades, ajustándolo a la realidad biofísica. Fue realmente un jarro de agua fría para gran parte del público asistente, por la incontestabilidad y claridad de lo expuesto, pero a la vez abría puentes a la toma de acción, empuje al cambio y trabajo para redefinir y crear nuevos espacios y realidades en los que se pueda crecer en otros ámbitos tan abandonados y ninguneados por el monstruosos sistema carente de empatía en el que vivimos actualmente.

Una vez completado el impacto racional de la mesa redonda, pasamos de nuevo a la práctica, con la oferta de diferentes talleres, desde alimentación a creatividad, pasando por temas de economía alternativa y autogestionaria (CreaCultuLabs), huerto urbano, presentación de la asociación “Los Nadies”. A parte, y de forma destacada, en este bloque la RedTE dispusimos de un nuevo espacio en el que aportar nuestro granito de arena en lo que a contenidos se refiere, una conferencia participativa en la que presentamos el libro “Guía del movimiento de Transición”, de nuevo a cargo de Juan del Río. De forma circular y participativa, establecimos un intercambio de palabras muy enriquecedor, partiendo del libro y palabras de Juan, dando pié a la participación de tod@s l@s asistentes que se animaron a ello.

Tras esto, finalizó el primer día, muy intenso y del que sacamos muchas experiencias y conclusiones positivas. Tocaba cerrar el día socializándonos con medida y autocontención, de cara al próximo día.

– Jornada 2:

El segundo día comenzó con una especie de “Café del Mundo” adaptado, titulado “Compartiendo nuestras experiencias”, en el que no se hicieron preguntas, sino que se establecieron mesas de trabajo por temas clave, en las que l@s participantes podían ir sumándose y trabajando ideas en función de sus intereses y vivencias en sus proyectos.

A continuación, de nuevo, la Red de Transición tuvo la oportunidad de participar activamente en la dinamización de un nuevo taller, en este caso un “Café del Mundo” clásico, en el que se pusieron sobre la mesa tres preguntas, desde una más general a más concretas, a fin de estimular el pensamiento colectivo de tod@s l@s participantes en Encuentro, y con el que desde la Red se elaborará una entrada específica donde compartiremos las conclusiones e ideas que surgieron de cada una de las tres preguntas, de forma que tod@s aprendamos de tod@s. Este Café fue dinamizado por los compañeros Jorge Carrasco y Max Rokata (Mauri), que tuvieron la oportunidad de estrenarse en este tipo de experiencia, tan grata como enriquecedora, al facilitar la generación de contenido para posteriormente poder compartirlo y que llegue al máximo de gente posible.

Cafe del mundo Granada

Foto del Café del Mundo con Jorge y Max de la RedTE

Una vez terminado, tuvimos la oportunidad de degustar unos fantásticos garbanzos, que todos los asistentes recordaremos con mucho cariño, entre risas y cachondeo que el buen ambiente generado daba pié a brotar a borbotones. Después de una breve siesta, café y descanso para digerir el trago, se retomaron los talleres, con charlas sobre economía, permacultura, plantas medicinales, funcionamiento de proyectos y porqué fracasan (Asociación Pasos), sobre las muy diversas actividades de Manuel Casal, la Wiki de municipios post petróleo, y las anteriormente mencionadas revista 15-15-15, y sus libros.

Por último, y para cerrar la jornada del Sábado, una nueva tongada de talleres se impartieron, sobre temas tan diversos como Ecología Política, teatro e improvisación, consumo responsable y un fantástico taller de Transición Interior a cargo de l@s compañer@s de Granada en Transición, que sirvió para abrir un aspecto tan importante como el bienestar, las sensaciones e interior de l@s participantes en un evento tan intenso.

Como colofón, se celebró y compartió lo experimentado, como debe hacerse según los principios de Transición, una fiesta en la que reino el buen ambiente, las risas y la desinhibición, y sirvió a l@s participantes para reforzar vínculos, y conocerse de forma más relajada y distendida.

– Jornada 3:

Y llego el último día. Pese a la celebración, la mayoría pudo asistir y disfrutar de la última tanda de talleres y actividades. En este turno hubo también gran diversidad: Planificación de proyectos permaculturales (Pájaros en la cabeza), sobre el mito del esfuerzo, consumo responsable, facilitación de grupos (Holonautas), autogestión y autosuficiencia, y un taller que reunió a l@s más jóvenes y adultos.

Tras esto, y para cerrar las actividades colectivas, se realizó la evaluación en grupo del evento, y se asigno y paso el testigo a la sede del próximo encuentro de Redes e Iniciativas Decrecentistas y Transicioneras, que muy probablemente tendrá lugar en Galicia el próximo año. La organización del evento en Granada fue llevada a cabo de forma estupenda por las compañeras de la Cooperativa Agroecológica Hortigas, por Granada en Transición y por Iniciativas Educativas.

Foto de grupo del Encuentro

Foto de grupo del Encuentro

Se cerró con una comida colectiva, a la que no todos pudimos asistir, pues cada grupo había llegado a Granada de una forma, y comenzó el éxodo de vuelta a sus lugares de origen.

Desde la Red de Transición, sacamos unas conclusiones muy positivas del encuentro, donde asistieron personas y grupos de lugares diferentes y con enfoques complementarios. Reinó el buen ambiente, la complicidad y el espíritu de trabajo colaborativo. La organización llevó y planificó bien las jornadas, y ese esfuerzo dio sus frutos, que a la postre tod@s pudimos compartir y disfrutar, por lo que desde aquí mostramos nuestro agradecimiento, no solo por la organización, sino también por la bienvenida y el trato delicioso que ofrecieron.

Con estos cimientos y este espíritu, el camino para el Decrecimiento y la Transición tiene asegurado un buen camino, que iremos haciendo, y caminando entre tod@s, abriendo entradas para la inclusividad, edificando alternativas para que se vaya sumando más y más gente.

Muchas gracias de parte del equipo asistente de la Red de transición!

Muchas gracias de parte del equipo asistente de la Red de transición!