La Fábrica de la Transición

La Fàbrica de la Transició: un proyecto de vida comunitaria transformador

La Fàbrica de la Transició es un proyecto de cohousing y transición en El Catllar, Tarragona. Algunas de las integrantes de Red de Transición vivirán allí y están involucradas en su proceso. ¡Actualmente están buscando personas que quieran sumarse a la aventura!


A veces la vida nos lleva por caminos que no hubiésemos imaginado, o no al menos de la manera en que se manifiestan. Igual te habías planteado vivir en comunidad, en un entorno natural… pero, ¿en una antigua fábrica rehabilitada? Sigue leyendo porque esta puede ser tu oportunidad.

La Fàbrica de la Transició quiere ser un cohousing y coworking regenerador, un espacio intergeneracional de convivencia y trabajo. Un laboratorio para la transición socioecológica, la resiliencia local y la creación de culturas regenerativas con una visión de futuro cooperativo, feminista y sostenible. Una comunidad de transformación personal y grupal, basada en el apoyo mutuo, el cuidado de las personas, el respeto a la diversidad y el equilibrio entre lo privado y lo colectivo. Un lugar donde crear vínculos, celebrar y cuidar todos los días la vida y sus procesos, con conexión al territorio y apertura al mundo.

Algunas integrantes del proyecto de La Fàbrica en la fachada principal

Actualmente hay espacio para 8 unidades familiares (unas 20 personas máximo) que queráis sumaros.
Sigue leyendo para más información, echa un vistazo a la web de La Fàbrica si quieres conocer el proyecto en detalle, y regístrate para asistir a alguna de las presentaciones online y visitar el espacio junto a las integrantes actuales, quién mejor que ellas para solventar todas tus dudas y respirar el ambiente del lugar y la tribu que se está gestando.

Próximas presentaciones y visitas guiadas a La Fàbrica

Presentaciones online

Entre semana a las 19h

  • Miércoles 6 de julio
  • Viernes 9 de septiembre
  • Viernes 7 de octubre

Visitas guiadas

Domingos a las 10h

  • 10 de julio
  • 18 de septiembre
  • 16 de octubre

Es importante que te registres para recibir el enlace de zoom para las sesiones de presentación online, así como para contar con material de protección suficiente para las visitas guiadas al lugar. Además, las plazas son limitadas.

Los pilares de La Fàbrica

  1. TRANSICIÓN: la Fàbrica tiene como objetivo la transición ecológica, social y económica de la sociedad. Las actividades que se desarrollan se enmarcan en estos parámetros, pero en el ámbito privado cada uno tiene su ideología y forma de ir hacia la transición. Partimos del respeto como eje crucial, a no ser un espacio de lecciones de moralidad.
  2. ANTIESPECULACIÓN: el proyecto reivindica que una casa es para vivir y no para especular. Este pilar es clave para proteger que nadie pueda ganar dinero a corto o largo plazo. El lema de la Fàbrica es “una casa es para vivir, no para especular”. 
  3. COMUNICACIÓN: como grupo, la comunicación es fundamental para el éxito del proyecto. Cada persona acepta que nadie tiene la verdad, pero que todo el mundo tiene parte de la verdad para seguir avanzando juntos. Partimos del valor de la escucha activa para entender la diversidad de pensamientos, sentimientos y reflexiones.  
  4. TRABAJO COMUNITARIO: se dedican espacios exteriores abiertos a las personas que quieran conocer el proyecto, con espacios comunitarios que necesitarán que todo el grupo dedique un mínimo de horas. Nadie puede vivir en la Fàbrica sin colaborar en el bien común. La comunidad define conjuntamente el trabajo a realizar, por asamblea y grupos de trabajo, para encontrar formas de mantener un equilibrio respecto a los espacios comunes.

La Fàbrica y sus objetivos

Los objetivos principales del proyecto de La Fàbrica de la Transició son los siguientes:

  • La regeneración del patrimonio arquitectónico y del entorno ecológico.
  • La constitución de una comunidad de personas afines a la transición socioecológica que deseen vivir en comunidad.
  • La creación de viviendas accesibles, no especulativas y ecológicas en formato co-vivienda ( cohousing ). La covivienda sigue el modelo danés, donde cada uno tiene su piso para proteger la intimidad y comparte también, con las demás personas, espacios comunes gestionados y organizados por sí mismas.
  • La creación de un espacio de covivienda intergeneracional. 
  • La creación de oportunidades de desarrollo productivo y empresarial en el marco de sostenibilidad y transición ambiental.
  • Contribuir al florecimiento social histórico, económico, ecológico y cultural de El Catllar.

Para ello, se trabajan a fondo estas dimensiones y valores:

Dimensión económica: hacia una nueva economía

Impulsar economías locales bajas en carbono, que pongan la vida y cuidados en el centro. Una economía decrecentista, colaborativa, feminista, justa y solidaria, que intenta romper con el sistema de poder establecido, del productivismo sin fin y sin otro sentido que la acumulación por la acumulación.

Repensar el concepto de trabajo (el productivo y el reproductivo, el visible y el invisibilizado) y promover proyectos transformadores, que recuperen y desarrollen oficios que aumenten la resiliencia, vinculados a los ciclos naturales, y visibilizando y revalorizando los cuidados.

Potenciar el consumo y producción local y consciente, fomentando la autoproducción, la economía circular y la disminución del consumo de materiales y energía, así como el uso de las tecnologías apropiadas.

Desarrollar un modelo de covivienda cooperativa en cesión de uso, y por tanto no especulativo. Generando espacios, actividades y herramientas para compartir, mutualizar e intercambiar. La Fàbrica se basa en los principios del movimiento cooperativista.

Dimensión social: construyendo comunidad

Fomentar el apoyo mutuo, el diálogo, la transparencia y la participación de todas las personas, desde la conciencia de que la diversidad nos enriquece.

Sabernos una comunidad compleja y diversa, como un gran bosque, donde cada árbol es diferente y aporta su ser, su esencia, y la comparte con los demás, emergiendo así la red de vida que es el bosque en simbiosis y cooperación , en interdependencia. La salud del bosque, y por tanto de nuestra comunidad, depende de este fluir.

Transitar de lo que es individual a lo que es colectivo, con espacios para la intimidad y para el compartir. Construir comunidad secundados por herramientas para el crecimiento personal y del grupo, tales como la facilitación de grupos, la gestión de conflictos, la sociocracia, la comunicación no violenta…

Poner conciencia en las desigualdades del mundo actual, trabajando con un enfoque ecofeminista, de justicia social e inclusión, creando círculos restaurativos y crecimiento. Ser parte activa de colectivos, proyectos y movimientos sociales del entorno y más allá, creando redes para que pueda emerger un nuevo tejido social.

Dimensión ecológica: regenerando la tierra

Vivimos momentos de crisis sistémica: emergencia climática y crisis social, energética, ecológica, económica… Queremos ser parte de la solución, promoviendo modos de vida sostenible, reduciendo nuestra huella ecológica, aumentando nuestra resiliencia y avanzando hacia un horizonte de autosuficiencia .

Diseñar espacios, proyectos y procesos, imitando la naturaleza y cerrando los ciclos, contribuyendo así a cuidar la biodiversidad y regenerar los ecosistemas.

Mutualizar bienes y servicios, para disminuir el consumo, aumentar la eficiencia e impulsar la soberanía ecológica (energía, alimentos, agua, materiales, etc.), mediante energías renovables, transporte compartido y bajas emisiones, gestión ecológica y compartida de aguas, energía, desechos, edificios, suelos, así como producción agroecológica y regeneración de los suelos.

Construir edificios lo más bioclimáticos, ecológicos y saludables posible dentro de nuestras posibilidades. Actuando a nivel local, formamos parte del movimiento global hacia una vida más sostenible.

Dimensión cultural: cambio cultural ecosocial

La Fàbrica de El Catllar es un lugar con una larga historia de transformación, asociada al río Gaià y su territorio, que empezó como molino agrícola en el siglo XI, fue una de las fábricas de papel más grandes de Cataluña en el siglo XVIII y llegó al siglo XX como fábrica textil.

A lo largo del tiempo, las personas vinculadas muy profundamente a su entorno han ido dando forma a distintos usos del territorio en la fábrica. Queremos ser parte de esta mirada conectada a la naturaleza ya la historia del sitio, y así poder secundar y hacer emerger proyectos regeneradores. Tomar la responsabilidad y tomar el testimonio, ser un lugar de transformación, innovación, conexión e inspiración para la transición ecosocial. Un espacio en el que podamos experimentar, investigar, crear y compartir conocimientos y experiencias para ir dando forma al futuro, con cabeza, manos y corazón, un lugar para desarrollar formas de vida sostenibles, celebrando la vida, en conexión con el mundo.

Descubre más sobre La Fàbrica de la Transició

En septiembre de 2018 se firmó el contrato de compraventa de la finca, y durante la primavera de 2020 el Ayuntamiento y la Generalitat dieron el visto bueno al cambio de planificación urbanística municipal, el último trámite administrativo que se necesitaba para poder sacar adelante el proyecto.

Si quieres saber más, como potencial residente, participante o donar, y formar parte de una de las alternativas de transición líderes en Europa, no dudes en ponerte en contacto con La Fàbrica a través de este formulario. También puedes echar un vistazo a este dossier informativo, donde se explica el desarrollo del proyecto, desde el inicio hasta el verano de 2020.

La Fàbrica está en Instagram, Twitter y cuenta con un canal de Telegram, conecta con el proyecto como sientas.

Y recuerda registrarte para asistir a alguna de las presentaciones online y visitas guiadas durante este 2022. Quién sabe, ¡quizá conozcas a tus futuras vecinas!

¡Ven a descubrir La Fàbrica!

La Fàbrica de la Transició cuenta con el apoyo y financiación la Generalitat de Catalunya – Departament d’Empresa i Treball, así como con la colaboración del Ayuntamiento de El Catllar, Garreta Arquitectes, Se7energia, Filalagulla, La Casa Integral, Perviure, Red de Transición y muchas personas a título individual.

Gracias por cedernos gran parte del texto y del material para este artículo, ¡qué ganas de ver vida y movimiento en el lugar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *