Youth Changemakers Training: conectando semillas de Cambio

Del 5 al 10 de julio de este año 2018 en Can Bordoi, Llinars del Vallès, tuvo lugar una inspiradora experiencia: Youth Changemakers Training.

Coordinada por la Red de Transición y Resilience.Earth, la formación contó con financiación de la Unión Europea.

Doce jóvenes tuvieron la suerte y la oportunidad de asistir a esta formación intensiva sobre transición ecosocial y comunidades sostenibles.

Doce jóvenes de procedencias diversas, con ganas de conectar y trabajar por un necesario cambio en el mundo.

Esther Molina y Cristian Moyano, dos de las jóvenes  participantes, comparten con todas vosotras sus impresiones de la experiencia. En primera persona. Su relato es más que revelador…

Una conexión esperanzadora, por Esther Molina

Actualmente soy investigadora en formación en Humanidades y Filosofía, en la Universidad de Girona. Para mí Youth Changemakers Training resultó ser una grandísima oportunidad para complementar lo teórico con lo vivencial. Una ocasión para intercambiar conocimientos y sabiduría, para ver con otros ojos y también a través de ellos.

El lugar

El curso tuvo lugar en Can Bordoi, sede de UniTerra, un entorno natural y arquitectónico inmejorable para conectar y entretejer los múltiples factores de la Red de Vida. Un precioso lugar para conectar con una misma. También con todo aquello que nos rodea pero que también forma parte de nosotras.

Las personas

Allí convivimos y aprendimos de y junto a personas de varias edades, experiencias, tradiciones y lugares: Turquía, Reino Unido, Etiopía-Eritrea, Hungría, Italia, Francia, España, Canadá…

Desde el primer momento se creó una atmósfera familiar. Eso facilitó muchísimo la cohesión entre todas las personas que formábamos parte. También el trabajo y el aprendizaje en equipo, así como la organización y el funcionamiento durante la estancia.

El equipo de facilitación

Esto no hubiera sido posible sin las ganas, dedicación y acompañamiento de Erika Zárate y Oscar Gussinyer de Resilience.Earth, y Ana Huertas y Juan del Río de la Red de Transición. A todas ellas les estamos enormemente agradecidas.

Youth Changemakers Training: las personas

El contenido

Durante los días del curso aprendimos y compartimos acerca de temáticas diversas pero entrelazadas:

  • Teoría de sistemas
  • Modelos de cambio social
  • Resolución de conflictos
  • Teoría y práctica de transición interior y exterior
  • Compromiso y cohesión comunitaria
  • Regeneración ecológica
  • Economía ecosocial.

Todo ello desde una visión holística y transversal. Pero también sin perder de vista los datos científicos de los que disponemos. Y teniendo siempre en cuenta el estado del mundo a nivel ecológico, social y cultural, y nuestro lugar en él (poder, privilegios, pautas culturales, creencias, etc).

Youth Changemakers Training: contenido y metodología

La metodología

La metodología del curso abordaba todas estas temáticas combinando buenas dosis de teoría (clases en el aula y en el exterior), emoción (ejercicios grupales, introspección, meditaciones) y acción (dinámicas diversas) de una forma equilibrada.

Así que nos fuimos con mente, corazón y cuerpo bien trabajados, y toneladas de la mejor energía para seguir en el camino.

Youth Changemakers Training: teoría y práctica

Además hicimos una pequeña excursión guiada a un proyecto comunitario local, Esbiosfera.

A la vez, fuimos elaborando, con el apoyo de compañeras y facilitadoras, un proyecto en formato póster, que expusimos en una sesión de cierre durante la última tarde.

Aquella sesión final de presentaciones dio lugar a un precioso mosaico que mostraba el impacto positivo que ya estamos ejerciendo en nuestros entornos más inmediatos.

También el progreso y conocimientos adquiridos durante el curso, y las múltiples conexiones entre las personas participantes.

Pensamientos finales sobre el Youth Changemakers Training

Feliz y agradecida acabé la formación, y así sigo cuando la recuerdo. Se trata, sin duda, de una de esas experiencias que dejan una profunda huella en el camino vital.

Youth Changemakers Training nos ayudó a encontrar personas que pisan distintos suelos pero que transitan por caminos similares. Personas que van en una amplia pero misma dirección: un cambio planetario hacia el cuidado y la sostenibilidad del todo que habitamos y que somos.

Allí me di cuenta y experimenté la facilidad y fluidez que florecen cuando se trabaja por un objetivo común, especialmente si se trata de un objetivo lleno de conciencia y cuidado.

Pude ver y experimentar la “magia” que surge cuando un grupo de buenas personas se juntan para contribuir a que el mundo sea mejor.

El pasado julio se encontraron semillas de cambio en Can Bordoi y tuvo lugar allí una conexión esperanzadora para todas nosotras y para el planeta.

 

El cambio ha empezado, por Cristian Moyano

Youth Changemakers Training: el cambio ha empezado

Reflexión inicial

A quienes dudan incrédulamente de la crisis ecológica y social que estamos viviendo, les diría “mirad ahí fuera”. El cambio climático, la extinción de especies, el agotamiento de recursos… no mienten. Ya está ocurriendo.

Y a quienes lo aceptan, pero se sienten desesperanzados y abrumados ante la precaria situación, les diría “mirad ahí dentro”. ¿Dentro de dónde? Del alma de cada persona. Sintiendo a los demás, conectando con el resto del mundo, podemos recobrar la esperanza y desenvolvernos con resiliencia, a fin de actuar con coherencia y responsabilidad.

Enseñanzas

Todo esto es algo que he aprendido durante la formación de Youth Changemakers Training.

  • Que la transición no tiene sentido si viene sola, produciéndose fuera de nosotros; sino que ha de suceder también en nuestro interior.
  • Que a pesar de existir miles de millones de personas, nuestra procedencia territorial resulta irrelevante a nivel moral, porque todos albergamos emociones y sentimientos comunes.
  • Que todos queremos vivir nuestras vidas de la mejor forma posible. Y eso, en un mundo compartido como el nuestro, sólo se logra cooperando y construyendo un proyecto juntos, no compitiendo.

Durante la breve pero intensa experiencia en Can Bordoi hemos aprendido cómo las diferencias culturales y sociales pueden aventajar la posición privilegiada de unos y desfavorecer injustamente la de otros.

También cómo nuestra influencia e interacción sobre el entorno variará en consonancia.

Entendimos, sin embargo, manteniendo la unión, la integración y la interculturalidad, pueden romperse esas jerarquías arbitrarias.

Y que muchas pequeñas acciones, conjuntas, constantes y en harmonía, pueden fragmentar sólidos paradigmas.

Agradecimiento

Personalmente doy las gracias por este fantástico curso:

  • A los formadores, que nos enseñaron magníficas herramientas teóricas y prácticas útiles para la transformación ecosocial.
  • A los compañeros que sumaron sus historias e ilusiones a las mías, facilitando que me sintiera en una verdadera familia.
  • Y al precioso entorno donde se desarrollaron las actividades, pues la fresca naturaleza recargaba nuestras pilas tras las intensas jornadas, avivando el entusiasmo por dar lo mejor que tenemos.

Valiosas iniciativas como Youth Changemakers Training son la prueba de que el cambio ya ha empezado. De que una nueva conciencia se ha puesto en marcha…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *