Archivo de la categoría: Relatos

Youth Changemakers Training: conectando semillas de Cambio

Del 5 al 10 de julio de este año 2018 en Can Bordoi, Llinars del Vallès, tuvo lugar una inspiradora experiencia: Youth Changemakers Training.

Coordinada por la Red de Transición y Resilience.Earth, la formación contó con financiación de la Unión Europea.

Doce jóvenes tuvieron la suerte y la oportunidad de asistir a esta formación intensiva sobre transición ecosocial y comunidades sostenibles.

Doce jóvenes de procedencias diversas, con ganas de conectar y trabajar por un necesario cambio en el mundo.

Esther Molina y Cristian Moyano, dos de las jóvenes  participantes, comparten con todas vosotras sus impresiones de la experiencia. En primera persona. Su relato es más que revelador…

Una conexión esperanzadora, por Esther Molina

Actualmente soy investigadora en formación en Humanidades y Filosofía, en la Universidad de Girona. Para mí Youth Changemakers Training resultó ser una grandísima oportunidad para complementar lo teórico con lo vivencial. Una ocasión para intercambiar conocimientos y sabiduría, para ver con otros ojos y también a través de ellos.

El lugar

El curso tuvo lugar en Can Bordoi, sede de UniTerra, un entorno natural y arquitectónico inmejorable para conectar y entretejer los múltiples factores de la Red de Vida. Un precioso lugar para conectar con una misma. También con todo aquello que nos rodea pero que también forma parte de nosotras.

Las personas

Allí convivimos y aprendimos de y junto a personas de varias edades, experiencias, tradiciones y lugares: Turquía, Reino Unido, Etiopía-Eritrea, Hungría, Italia, Francia, España, Canadá…

Desde el primer momento se creó una atmósfera familiar. Eso facilitó muchísimo la cohesión entre todas las personas que formábamos parte. También el trabajo y el aprendizaje en equipo, así como la organización y el funcionamiento durante la estancia.

El equipo de facilitación

Esto no hubiera sido posible sin las ganas, dedicación y acompañamiento de Erika Zárate y Oscar Gussinyer de Resilience.Earth, y Ana Huertas y Juan del Río de la Red de Transición. A todas ellas les estamos enormemente agradecidas.

Youth Changemakers Training: las personas

El contenido

Durante los días del curso aprendimos y compartimos acerca de temáticas diversas pero entrelazadas:

  • Teoría de sistemas
  • Modelos de cambio social
  • Resolución de conflictos
  • Teoría y práctica de transición interior y exterior
  • Compromiso y cohesión comunitaria
  • Regeneración ecológica
  • Economía ecosocial.

Todo ello desde una visión holística y transversal. Pero también sin perder de vista los datos científicos de los que disponemos. Y teniendo siempre en cuenta el estado del mundo a nivel ecológico, social y cultural, y nuestro lugar en él (poder, privilegios, pautas culturales, creencias, etc).

Youth Changemakers Training: contenido y metodología

La metodología

La metodología del curso abordaba todas estas temáticas combinando buenas dosis de teoría (clases en el aula y en el exterior), emoción (ejercicios grupales, introspección, meditaciones) y acción (dinámicas diversas) de una forma equilibrada.

Así que nos fuimos con mente, corazón y cuerpo bien trabajados, y toneladas de la mejor energía para seguir en el camino.

Youth Changemakers Training: teoría y práctica

Además hicimos una pequeña excursión guiada a un proyecto comunitario local, Esbiosfera.

A la vez, fuimos elaborando, con el apoyo de compañeras y facilitadoras, un proyecto en formato póster, que expusimos en una sesión de cierre durante la última tarde.

Aquella sesión final de presentaciones dio lugar a un precioso mosaico que mostraba el impacto positivo que ya estamos ejerciendo en nuestros entornos más inmediatos.

También el progreso y conocimientos adquiridos durante el curso, y las múltiples conexiones entre las personas participantes.

Pensamientos finales sobre el Youth Changemakers Training

Feliz y agradecida acabé la formación, y así sigo cuando la recuerdo. Se trata, sin duda, de una de esas experiencias que dejan una profunda huella en el camino vital.

Youth Changemakers Training nos ayudó a encontrar personas que pisan distintos suelos pero que transitan por caminos similares. Personas que van en una amplia pero misma dirección: un cambio planetario hacia el cuidado y la sostenibilidad del todo que habitamos y que somos.

Allí me di cuenta y experimenté la facilidad y fluidez que florecen cuando se trabaja por un objetivo común, especialmente si se trata de un objetivo lleno de conciencia y cuidado.

Pude ver y experimentar la “magia” que surge cuando un grupo de buenas personas se juntan para contribuir a que el mundo sea mejor.

El pasado julio se encontraron semillas de cambio en Can Bordoi y tuvo lugar allí una conexión esperanzadora para todas nosotras y para el planeta.

 

El cambio ha empezado, por Cristian Moyano

Youth Changemakers Training: el cambio ha empezado

Reflexión inicial

A quienes dudan incrédulamente de la crisis ecológica y social que estamos viviendo, les diría “mirad ahí fuera”. El cambio climático, la extinción de especies, el agotamiento de recursos… no mienten. Ya está ocurriendo.

Y a quienes lo aceptan, pero se sienten desesperanzados y abrumados ante la precaria situación, les diría “mirad ahí dentro”. ¿Dentro de dónde? Del alma de cada persona. Sintiendo a los demás, conectando con el resto del mundo, podemos recobrar la esperanza y desenvolvernos con resiliencia, a fin de actuar con coherencia y responsabilidad.

Enseñanzas

Todo esto es algo que he aprendido durante la formación de Youth Changemakers Training.

  • Que la transición no tiene sentido si viene sola, produciéndose fuera de nosotros; sino que ha de suceder también en nuestro interior.
  • Que a pesar de existir miles de millones de personas, nuestra procedencia territorial resulta irrelevante a nivel moral, porque todos albergamos emociones y sentimientos comunes.
  • Que todos queremos vivir nuestras vidas de la mejor forma posible. Y eso, en un mundo compartido como el nuestro, sólo se logra cooperando y construyendo un proyecto juntos, no compitiendo.

Durante la breve pero intensa experiencia en Can Bordoi hemos aprendido cómo las diferencias culturales y sociales pueden aventajar la posición privilegiada de unos y desfavorecer injustamente la de otros.

También cómo nuestra influencia e interacción sobre el entorno variará en consonancia.

Entendimos, sin embargo, manteniendo la unión, la integración y la interculturalidad, pueden romperse esas jerarquías arbitrarias.

Y que muchas pequeñas acciones, conjuntas, constantes y en harmonía, pueden fragmentar sólidos paradigmas.

Agradecimiento

Personalmente doy las gracias por este fantástico curso:

  • A los formadores, que nos enseñaron magníficas herramientas teóricas y prácticas útiles para la transformación ecosocial.
  • A los compañeros que sumaron sus historias e ilusiones a las mías, facilitando que me sintiera en una verdadera familia.
  • Y al precioso entorno donde se desarrollaron las actividades, pues la fresca naturaleza recargaba nuestras pilas tras las intensas jornadas, avivando el entusiasmo por dar lo mejor que tenemos.

Valiosas iniciativas como Youth Changemakers Training son la prueba de que el cambio ya ha empezado. De que una nueva conciencia se ha puesto en marcha…

Conversaciones de Transición: nuevo ciclo 2018

Nuevo ciclo de Conversaciones de Transición

Esta primavera os invitamos a las Conversaciones de Transición, un nuevo ciclo de debates online, donde vuestra participación es más que bienvenida.

El propósito de las Conversaciones de Transición es el de ser un espacio abierto online en el que compartir diferentes experiencias del proceso de cambio global.  Sigue leyendo

Crear para cambiar. Encuentro sobre prácticas artísticas y sociedades en transición

La Transición, el experimento ecológico y social más grande de nuestro tiempo se despliega en múltiples dimensiones. Algunas conciernen al mundo exterior, material y corpóreo, nuestro entorno biofísico inmediato. Otras hacen referencia al mundo interior, psicológico y anímico, nuestro contexto simbólico y cultural. Ambas dimensiones son fundamentales para la vida humana y discurren en paralelo, superpuestas y entrelazadas. Y las relaciones ente ambos mundos son tan íntimas que el uno no puede entenderse sin el otro. Lo que acontece en uno proyecta sus repercusiones irremediablemente sobre sobre el otro.

Tradicionalmente, muchas de las iniciativas de Transición han tendido a centrarse en aspectos externos : economía, alimentación, energía, política, etc. Pero, si de verdad queremos provocar cambios sustanciales en el mundo exterior, no basta con actuar directamente sobre la dimensión externa. Para garantizar la sostenibilidad y la resiliencia de nuestras comunidades también hemos de concentrar nuestros esfuerzos en el plano simbólico. Tenemos que comprender su funcionamiento y dotarnos de herramientas para ejercer influencia sobre él.

Pero ¿tenemos estas herramientas? Afortunadamente sí: todas las disciplinas, prácticas y manifestaciones de lo que conocemos como Arte.

Una posible aproximación ecoestética

Durante la segunda mitad del año pasado el Museo de Arte Contemporáneo de León, MUSAC, se propuso explorar esta cuestión y sus derivaciones.

Arte y Transición: Logotipo de la exposición Hybris. Cortesía del MUSAC.

Logotipo de la exposición Hybris. Cortesía del MUSAC.

Lo hizo mediante la muy interesante Hybris, Una posible aproximación ecoestética, comisariada por Blanca de la Torre y coordinada por Carlos Ordás. La exposición reflexionó en torno al potencial del Arte como herramienta tanto de acción como de subjetivación en relación a la acuciante problemática ecológica actual. Podéis encontrar reseñas de la exposición aquí, aquí y aquí.

Arte y Transición: Vista de la exposición Hybris. Cortesía del MUSAC.

Vista de la exposición Hybris. Cortesía del MUSAC.

Arte y Transición: el encuentro

Además, el museo organizó el 15 y el 16 de diciembre un par de jornadas bajo el título Crear para cambiar. Encuentro sobre prácticas artísticas y sociedades en transición.

Arte y Transición: Cartel del encuentro "Crear para cambiar. Encuentro sobre prácticas artísticas y sociedades en transición".

Cartel del encuentro “Crear para cambiar. Encuentro sobre prácticas artísticas y sociedades en transición”.

Estas jornadas dieron cabida a actividades que completaron y enriquecieron el campo de debate abierto por la exposición. Desde la Red de Transición quisimos estar presentes para conocer la propuesta del museo y explicar nuestro proyecto de Municipios en Transición.

José Albelda y Nuria Sánchez, responsables del Diploma de Especialización en Sostenibilidad, Ética Ecológica y Educación Ambiental, DESEEEA del Centro de Investigación Arte y Entorno, CIAE, de la Universidad Politécnica de Valencia, ejercieron como conductores del encuentro.

Las actividades se iniciaron el viernes con la proyección y el comentario de extractos de los documentales In Transition 2.0 y Stop rodando el cambio. También se presentó el proyecto de documental Carrícola, pueblo en transición, de la UPV. Durante el debate posterior quedó patente la necesidad de ofrecer ejemplos de Transición en nuestro ámbito, el mediterráneo, más allá de los referentes habituales, que suelen ser anglosajones.

La importancia del relato audiovisual…

Después de la proyección de los documentales, José Albelda y Nuria Sánchez entraron de lleno en el corazón temático del encuentro. Lo hicieron con una interesantísima mesa redonda sobre el papel de las artes, en concreto de las audiovisuales, en el establecimiento del imaginario necesario para promover la Transición.

Que los seres humanos somos animales de historias es algo ya sabido. Que cualquier cambio social de importancia necesita una narrativa que lo legitime y articule, también. Es aquí donde las artes y los relatos audiovisuales, los más característicos e  importantes de nuestro tiempo, pueden ocupar su lugar como potente herramienta de cambio de paradigma.

José Albelda y Nuria Sánchez nos ofrecieron las claves del por qué y el cómo:

  •  Empatía. El relato de audiovisual, ya sea de ficción o documental, con todos sus recursos narrativos y expresivos, emociona a la vez que transmite conocimiento. Y las personas mostramos más empatía hacia los relatos que hacia los datos. Nuestra capacidad de adhesión emocional es mucho mayor que nuestra capacidad de adhesión racional.
  • Viralidad. Los relatos audiovisuales encuentran en Internet su campo de difusión más fértil.
  • Imitación. Los relatos audiovisuales pueden ofrecer modelos de conducta realistas y deseables, exitosos y celebrativos, por lo que pueden poseer un alto poder de motivación.
  • Visión. Los relatos audiovisuales nos permiten ser partícipes de un sueño colectivo y ver más allá. Y al hacerlo, pueden convertirnos en actores de un cambio social masivo.

Existen también enormes obstáculos. Los asistentes pudimos constatar la enorme dificultad de construir un relato alternativo al hegemónico actual, tan abrumadoramente seductor como perverso. Sin embargo, constatamos que las semillas de ese nuevo relato ya están surgiendo en los márgenes del sistema. Y pueden convertirse en el nuevo relato central si conseguimos que alcancen a una masa crítica de personas.

…Y la importancia del relato literario

Pero ¿está solo el relato audiovisual en el establecimiento de la narrativa que la Transición necesita? Definitivamente, no: el relato literario, el precursor histórico del relato audiovisual, también tiene mucho que aportar. En la siguiente mesa redonda, celebrada ya el sábado, pudimos abordar esta cuestión con Imelda Martín y Marta Sofía López, de la Universidad de León.

Pudimos comprovar como ficciones literarias contemporáneas y también como propuestas poéticas más clásicas contemplan escenarios de Transición. Escenarios e historias que pueden ofrecer modelos o reflexiones válidos ahora mismo.  Y cómo pueden hacerlo desde una perspectiva femenina y emancipadora.

María Ramón, de Cooperactivas, completó el debate con su propuesta de apoyo a la economía social y a las personas que apuestan por ella en el ámbito de León.

El punto de vista local

La última mesa redonda cambió el foco del debate y abordó el estado del movimiento de Ciudades en Transición en España.

Enrique Garzo, de la iniciativa León en Transición, explicó los retos que afrontan muchas iniciativas de Transición . Obstáculos y problemas que, desgraciadamente,  hacen que muchas de ellas no tengan continuidad. Su experiencia personal fue muy ilustrativa y ejemplar.

Por nuestra parte, desde RedT hicimos un breve repaso de la historia del movimiento de Transición en España. Tambien explicamos nuestro proyecto estrella del año pasado y de éste, Municipios en Transición.

Arte y Transición: Proyecto Municipios en Transición.

Proyecto Municipios en Transición.

Con este proyecto perseguimos varios objetivos. Buscamos, por un lado, investigar y recopilar prácticas existentes de resiliencia a nivel municipal que sean replicables por otros municipios. Y también escalables a nivel estatal. Por otro, pretendemos desarrollar una metodología de consultoría para sostenibilidad y la resiliencia basada en el modelo de Transición.

Nuestro objetivo final es que todo esto sirva de inspiración a las iniciativas ciudadanas que quieran realizar proyectos de Transición en sus localidades.

Con nuestra intervención, y el debate posterior, acabaron las mesas redondas del encuentro.

Después, todos los asistentes pudimos visitar la exposición Hybris. Y, finalmente, celebrar el tiempo y el espacio de encuentro y diálogo que habíamos podido disfrutar gracias al MUSAC.

Arte y Transición: El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, MUSAC.

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, MUSAC.

Conclusión: crear para cambiar

Sin duda más instituciones deberían seguir al MUSAC y atreverse a explorar el campo abierto por el museo leonés y las personas que lo componen.

El museo ha destacado por su valentía y su compromiso social al dar cabida a estos espacios de diálogo que creemos que son tan fascinantes como necesarios. Imprescindibles, incluso.

Porque los problemas que afrontamos son tan grandes y la Transición que necesitamos es de tal magnitud que exige un cambio cultural profundo para hacerla posible.

Y para conseguir una hegemonía cultural que permita alcanzar una mayoría social posibilite la transición a gran escala hemos de crear un nuevo imaginario. Tenemos que dotarnos de una nueva historia que podamos contarnos y creernos para poderla hacer realidad.

Cualquier actividad humana creadora de cultura debería poder contribuir. Tendría, incluso, la obligación moral de hacerlo. Entre ellas el Arte, como actividad humana con un gran poder de creación de significado, es y será protagonista.

Porque el Arte, como disciplina de la imaginación, como herramienta de anticipación crea realidad.  O, al menos, es su antesala. Y lo es porque puede explorar y ampliar los paisajes de lo posible. Nos encontramos entre el colapso y la sostenibilidad. Y el Arte pueda ayudarnos a mitigar el primero y decantar la balanza hacia la segunda.

Imaginémoslo, veámoslo: hagámoslo posible…

Iniciativa Destacada “Almócita en Transición”

Almócita es un municipio de Almería que con la ayuda del grupo de consumo Trotahuertos, estamos dirigiendo nuestro camino hacia el cambio; estamos totalmente de acuerdo con toda la información recogida sobre la transición. Nuestro principal objetivo es crear puestos de trabajo: Almocita se esta viendo mermado por el despoblamiento rural, se necesita urgentemente que se ponga en alza el número de personas del pueblo, realizando proyectos de producción ecológica. Sigue leyendo

Trumpocalipsis. Es tiempo de una revelación

En sentido estricto apocalipsis significa revelación, aunque su acepción más aceptada y utilizada tiene más que ver con el fin de las mismas, y de todo. Quizá con el nuevo presidente del imperio nos encontremos ante un dilema parecido. Todo es imprevisible con el magnate anaranjado Trump. Todo es posible. Hasta una revelación.

En un contexto de caos climático que no va sino a incrementarse, el constructor y presidente ha prometido bajar los impuestos, aumentar gasto y obra pública y por supuesto seguir con la locura del Fracking.

Sigue leyendo

La Transición brota con fuerza en Valencia

Tras la charla presentación de la “Guía del movimiento de Transición” y un fantástico curso que reunió a una treintena de personas comprometidas con generar y promover activamente el cambio en su entorno, podemos decir con seguridad y alegría que la Transición brota y brotará con fuerza en Valencia, alrededores, y muchos otros puntos de la península. Durante la formación, disfrutamos de la compañía de personas locales y de otras invitadas de excepción. Merecen mención especial las representantes de las iniciativas y consistorios seleccionados para nuestro proyecto “Municipios en Transición”, Argelaguer (Girona), Carcaboso (Cáceres) y Orendain (Guipúzcua).

La presentación tuvo lugar la tarde del Jueves 9 de Junio en La Nau, un precioso edificio de la antigua Universitat de València. Allí nos reunimos un grupo de personas con ganas de conocer y promover la Transición. Junto con César Pérez, miembro de Cabanyal Horta y Ecologistas en Acción, presentamos el acto. En él hubo de todo, desde interacción, espacios para la emotividad y el compadreo entre las personas participantes, pasando por momentos en los que Juan del Río contó el cómo y el porqué de su libro, hasta momentos de diagnóstico preciso del contexto biofísico. Fruto del buen ambiente que reinó durante la tarde, acabamos muchas de las personas tomando algo a la salida, continuando el intercambio de historias y experiencias. Un par de personas llegaron incluso a apuntarse al curso que tendría lugar un par de días después.

El día siguiente fue de preparativos, de reconocimiento y encuentro con la que sería la base donde se celebraría el curso, Cabanyal Horta, un espacio auténtico, con un encanto especial y un ambiente transformador e inspirador. Está llevado por un grupo de personas comprometidas con sembrar un futuro más justo, inclusivo y esperanzador sobre la base de un barrio maltratado y marginado por la gentrificación y las dinámicas especulativas y mafiosas de la anterior administración de la ciudad de Valencia.

dia1DSC_0459

Por fin llegó el sábado, y con él el comienzo del curso, muy esperado, tanto por las personas organizadoras como las participantes. Más de treinta personas estaban más que dispuestas para trabajar de forma colaborativa, co-crear, conectar y cuidarse durante dos días de intensa e inspiradora actividad.

El paso por las diferentes etapas de la formación no dejó indiferente a nadie. Comenzamos por las presentaciones de las personas involucradas, del movimiento de transición y de la Red de Transición. Tras ello entramos en la parte más teórica, donde se realizaron actividades para enmarcar el contexto biofísico que empuja e inspira a este movimiento transformador. Durante esta parte, se proporcionó materiales guía que ayudaron a las participantes y, a la vez, les empoderaron para ser capaces de explicar a otras la situación que vivimos.

dia1DSC_0329

La tarde del sábado concedimos un espacio importante al trabajo de la visión. Con las actividades relizadas empezó ya a respirarse un ambiente mágico, de confianza, seguridad y conexión entre todas las personas implicadas. Una vez acabada la jornada, un número significativo de estas personas acabó en remojo en la playa de la Malvarrosa, a escasos minutos caminando de Cabanyal Horta.

El domingo por la mañana introdujimos aspectos de la Transición Interior y trabajamos los corazones, tan olvidados habitualmente en temas de activismo social y ecologista. Usamos ejercicios y metodologías de Ecología profunda, que sanaron y dieron fuerza y confianza en el presente a las personas, a la vez que generaron un ambiente de cohesión y conexión muy hermoso. Por la tarde se pasó a la práctica y, mediante herramientas para estimular el pensamiento colectivo colaborativo, abordamos otros temas de interés para las personas participantes.

dia1DSC_0457

Fruto del fin de semana, hemos recibido muy buenas respuestas y comentarios, tanto para mejorar, como para valorar el trabajo que ofrecemos. Entre ellos, destacamos el siguiente relato, co-creado por Carlos Vergara y Juan Borderá, participantes del curso y, desde el primer contacto, amigos de las personas que impulsamos el proyecto de la Red:

ISLAS EN TRANSICIÓN

“Las personas necesitamos referencias, consejo, ayuda y apoyo y lo necesitamos prácticamente a cada instante. Puede que durante un tiempo sepamos navegar solas, hacer frente a las adversidades y tomar decisiones basándonos en datos o nuestro propio instinto, pero la travesía se hace larga y termina por agotar, puedes llegar a hundirte. Durante un tiempo nadábamos o simplemente braceábamos en contra del devenir de un mundo cuyos continuos tsunamis nos golpeaban y debilitaban, hasta que arribamos exhaustos a una de las muchas islas que esperábamos encontrar, islas en las que todo es como debía ser. Para cada una, esas islas serán diferentes: movimientos sociales, grupos de consumo y apoyo mutuo, organizaciones, asociaciones…

Cabanyal horta no es ninguna isla paradisiaca, los lujos y la vida ociosa no tienen lugar, la naturaleza (aún) no es exuberante pero mires dónde mires así lo intuyes, lo ves en sus habitantes, en sus rincones. La última tormenta apenas ha pasado y aunque ya se avista otra nueva en el horizonte, los restos que se encuentran aquí y allá son empleados, reutilizados en la nueva realidad que allí están construyendo.

Y allí, poco a poco fuimos llegando los náufragos para el encuentro en Valencia, y lo mismo daba si veníamos de lejos o de la manzana de enfrente, algunas o casi todas teníamos la sensación de llevar años a la deriva. Pero en ese lugar, en el que antaño se fabricaban redes para pescar, comenzó a tejerse de nuevo una Red, pero una mucho mayor y diferente. Trabajando la visión conjunta desde la cabeza, la acción desde las manos, y el cambio individual desde el corazón, urdiendo esa red que nos sirva para atrapar cada vez más islas que navegan hacia un mundo más sostenible. O en el peor de los casos, que sirva para aguantar la caída del sistema depredador que camina por un hilo muy fino, como un funambulista. Y qué es un funambulista sin red sino un inconsciente.

Una red que teje puentes entre personas y sus islas, que fuimos descubriendo a medida que nos presentábamos las unas a las otras. Había islas más grandes, otros lugares en los que se podía hacer pie en la realidad más natural y necesaria. Muchas de ellas hicieron un largo viaje, una travesía pesada, atravesando todas las marejadas y agonías del BAU (Business As Usual) para contarnos cómo eran, qué necesitaban y como estaban reponiéndose de la tormenta.

Y así, en la isla más pequeña y afectada por la tempestad, nos reunimos y celebramos el primer encuentro de la Red en Transición de Valencia. Antes de nada, reconocerlo todo; muchas veces quien lo tiene más difícil, aquellos que se ven en la mayor adversidad ofrecen lo poco que tienen sin el menor de los reparos. En Cabanyal Horta había poco, sí, pero no nos faltó absolutamente de nada, mil gracias.

Poco a poco, como quitándonos el salitre y las algas adheridas en el viaje, nos fuimos reconociendo. Enseñándonos nuestros miedos y planes. La sensación de soledad empezaba a disiparse por momentos. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que existían tantas islas como personas y no quisiera continuar el relato sin disfrutar tratando de describir aquellos maravillosos lugares aunque no haya estado ni estaré nunca.

Lo suyo quizá sea empezar de menor a mayor:

No pocos eran los que se aferraban a una simple idea, un sueño repetitivo que les infundiera fuerza para nadar todos los días hacia esa imagen proyectada en el horizonte. En efecto, existíamos náufragos sin isla alguna a la que acudir pero no por ello estábamos más agotados o desanimados. Algunos contaban con pequeños tablones en forma de huerto en una azotea en el que sentirse por un momento fuera del agua turbia y agobiante.

Para otros su isla era un poco más grande, pero solo en dimensiones. Huertos y proyectos rodeados y asediados por la marea. Pequeñas extensiones de tierra en ningún lugar, en los que la sensación de soledad era mayor si cabe.

Las islas más bonitas, en las que más me gustaría estar, rotaban como su propio universo. En ellas sucedían todos los problemas y urgencias del mar (BAU) pero en tierra firme y con la descarga que suponía saber que, llegada una nueva tormenta, queriéndolo o sin querer ya lo tendrán todo dispuesto.

Y los verdaderos paraísos, las auténticas islas preparadas que ya reclaman habitantes. Lugares en los que todo crece y además lo hace en naturaleza y como la naturaleza, buscando expandir su semilla sin reparos y de forma generosa.

Una de las grandezas de la Red de Transición es que no quiere quedarse con un proyecto de islas aisladas de la sociedad. Islas a las que el tsunami que inexorablemente volvería a golpear cada vez más fuerte y las hundiría igualmente. La red en transición pretende construir nexos, caminos entre esas islas, como son los Municipios en Transicion como Carcaboso, Argelaguer, Cardedeu, Móstoles u Orendain, formar un entramado fuerte y cohesionado que pretende una sociedad diferente, de pequeñas islas que cuando se junten, puedan llegar a desbordar la marea que ha de subir.

Supongo que cada cual que lea este texto reconoce su isla, su transición, su intención… Tratar de describir como las manos, corazón y cabeza trabajaron en esto es complicado y lo bonito es reconocer lo genuino de la sencillez, atreverse a compartir y descansar por un momento junto a gente tan exhausta o más que tú para recuperar fuerzas, respirar y volver con más fuerza. Ahora ya sabemos que en cualquier momento necesitarás o necesitarán ayuda y nunca más estarás solo, aunque surques a la deriva un mar negro y oscuro como si de petróleo puro fuera. Y así fue el encuentro en Cabanyal Horta, genuino, sencillo, tan precioso como preciso, tan necesitado como necesario.”

Para cerrar, tras tan inspirador y emotivo texto, ofrecemos una imagen que creó y nos hizo llegar Johana Ciro, otra participante del curso y amiga de la Red. Nuestras sonrisas se corresponden con la gratitud que sentimos con todas las personas presentes en el mágico fin de semana compartido.

cosecha.2jpg

 

logo-15-15-15-revista

15/15\15 – Breves crónicas de un día de transición

Acaba de dar la luz  15/15\15 Revista para una nueva civilización. Publicación con la que colabora la Red de Transición.

Nos enfrentamos a un callejón sin salida. La civilización industrial está ya chocando contra los límites de la biosfera: esto nos aboca a un decrecimiento controlado o a un colapso como especie. Y necesitamos una publicación periódica que narre y dinamice esa III Revolución de la Humanidad.

Ya podeís leer online su número 0  en el que se comparten múltiples relatos de un futuro de transición dentro de 15 años. Entre ellos encontramos un relato de Juan del Río que podéis leer a continuación. Breves Crónicas de un día de Transición.

Breves crónicas de un día de transición

casa likir (1 of 1)El canto de un gallo me despierta del mundo de los sueños. Desperezándome me levanto y me dirijo a la cocina, donde me encuentro a varios compañeros de aventuras. Con la música de una vieja radio de fondo y los primeros rayos de sol filtrándose tímidamente por la ventana, preparamos el desayuno para los miembros de la comunidad. Hoy toca algo de fruta fresca, unos huevos del gallinero feliz, pan y café de cereales de la cooperativa.

Sigue leyendo