Archivo de la categoría: Estrategias

df979f13101275.56270af763e3e

Se buscan: Municipios en Transición

El proyecto internacional Municipios en Transición ha arrancado con la primera fase de su propósito de conocer y dar visibilidad a aquellas experiencias de cambio entre la sociedad civil y la administración pública, ¡y necesita tu apoyo para el mapeo!  Sigue leyendo

2017-01-04-22_44_08-cym1mrixgaatfop-jpg-%e2%80%8e-fotos

Retos Ecosociales de siglo XXI: Jornadas en Móstoles

Del 12 al 18 de diciembre la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Móstoles (Madrid), en colaboración con FUHEM, organizó unas interesantísimas jornadas abiertas bajo el título “Retos ecosociales del siglo XXI. La ciudad ante la crisis ecológica“. Os contamos nuestra experiencia como participantes.  Sigue leyendo

img_9105

Conociendo a las personas que dan vida a “Municipios en Transición”

El equipo de la Red de Transición ha dedicado el mes de septiembre a visitar a los municipios integrantes de la fase piloto del proyecto Municipios en Transición. Tres localidades seleccionadas por su trabajo y compromiso con la sostenibilidad y el cambio social que apuestan por la Transición. Así comenzamos el curso conociendo a los Municipios en Transición de nuestro incipiente proyecto. Sigue leyendo

Participantes en el debate de EKO

Transiciones Postpetróleo: Crónicas del Debate en Público TV

Los Movimientos de Transición son llevados a debate con Iván Ayala en el programa EKO de Público TV. Se exploraron los retos a los que se enfrenta el movimiento, las respuestas que se ofrecen desde la sociedad civil, y las distintas facetas en las cuales podemos “transicionar” hacia modelos de vida más resilientes.  Sigue leyendo

Municipios_logo03_Redes

Proyecto Municipios, apoyo a iniciativas locales y su impacto en las instituciones municipales

Desde sus comienzos, la Red de Transición (RedT) ha focalizado su línea de trabajo en la difusión del movimiento y filosofía de la transición, la formación en dinámicas y herramientas para facilitar los procesos grupales y comunitarios, y apoyar e interconectar a las iniciativas locales de transición en todo el territorio del Estado español. En 2015, el equipo de la Red se propuso dar un paso más y comenzar a involucrar a la administración pública en el proceso de transformación hacia una sociedad más resiliente y sostenible. Siguiendo esta premisa, los esfuerzos iniciales de la Red se vieron recompesados con el 1er Premio Nacional de Sostenibilidad en el 20º Certamen de Humanidad y Medio del Ayuntamiento de Camargo (Cantabria) por el proyecto  “Construyendo resiliencia en tu comunidad”, una propuesta holística e integral para la creación de resiliencia a través del empoderamiento de las comunidades locales. En esta línea lanzamos el “Proyecto municipios”, enfocado a generar apoyo a iniciativas locales, de cara a aumentar el impacto sobre las políticas y acciones de las instituciones municipales.

La Red Internacional de Transición apoya la primera fase de la propuesta de RedT como un proyecto piloto de investigación/acción del cual se pueden extraer aprendizajes para replicar en otras partes del mundo. Se trata de un proyecto complementario a “Municipios Pospetróleo” en el que colabora RedT, y se concibe una retroalimentación positiva entre ambos.

El objetivo general es desarrollar un proyecto piloto para generar resiliencia comunitaria de cara a promover la transición junto con las administraciones públicas en municipios del estado Español, y que estos sirvan como ejemplos prácticos y útiles que aplicar en otros municipios. La generación de confluencias entre movimientos eco-sociales y los consistorios locales se antojan claves de cara a asentar posibles políticas transformadoras, adaptativas  e inclusivas a los retos que afrontan nuestras comunidades.

Pensamos que la creación de redes de apoyo y soporte entre iniciativas existentes y municipios con voluntad de cooperación es una condición necesaria para generar ejemplos visibles e inspiradores que marquen el rumbo y sirvan de ejemplos a replicar, adaptados a contextos más o menos similares.

municip2

Proceso de selección de municipios candidatos

Con el objetivo de encontrar localidades que cumplan con los requisitos necesarios para generar resultados con este proyecto piloto, que muestren la diversidad, los diferentes estadios de desarrollo y enfoques variados, abrimos este proceso de selección. De el pretendemos obtener un numero reducido de municipios para comenzar a trabajar en los próximos meses, por lo que la disponibilidad y voluntad por parte de los candidatos es de inestimable valor en nuestra balanza a la hora de realizar la selección.

Valoramos también la presencia de iniciativas locales activas y generadoras de cambio, y con relaciones cordiales y fluidas con las instituciones municipales. Tienen cabida proyectos relacionados con agroecología, economía local, energías renovables, nuevos modelos de gobernanza y participación ciudadana, entre otros. Queremos remarcar que la participación en la fase inicial de este proyecto piloto, durante 2016, no tiene coste económico para los municipios implicados.

Ponemos pues a disposición de las iniciativas locales y las instituciones municipales interesadas un sencillo formulario para rellenar en caso de querer participar en este proyecto, accediendo a través de el al recién iniciado proceso de selección. La postulación vía formulario queda abierta hasta el viernes 22 de abril de 2016.

RedT hará una preselección, y posteriormente el contacto para la demanda de  información adicional requerida para la selección definitiva antes del 29 de abril. Aquellos municipios que no sean seleccionados para la fase piloto, quedarán si lo desean en la agenda para próximos pasos del “Proyecto municipios” en Transición.

Muchas gracias por tu participación!

Recibe un abrazo del Equipo de la Red de Transición!

Logo RedT

 

2016verde

2016, grandes cambios y Transición Interior

2016verde

Estrenamos nuevo año y el proyecto de la Red de Transición sigue adelante con objetivos renovados y la esperanza de reforzar los contactos y avanzar con la integración y participación de  iniciativas locales, además de seguir con la necesaria confluencia y suma de fuerzas con organizaciones que trabajan en pro de un cambio de paradigma que dé a luz a una potencial nueva civilización. 2016 se perfila como un año de grandes cambios a todos los niveles, que presumiblemente tendrán grandes impactos en sociedades de todo el mundo; por ello, desde la Red de Transición, en este 2016, queremos darle un espacio y relevancia importante a la Transición Interior.

Este sentir es compartido por las personas involucradas en Transition Network y en los HUBs de diferentes países de todo el globo. En la conferencia de Transición celebrada el pasado septiembre de 2015 muchas personas, incluidos los asistentes de la Red, expresamos esta inquietud y se habló de la necesidad de potenciar la Transición Interior a todos los niveles en los que el movimiento de transición opera, desde Transition Network hasta las iniciativas locales, que son las que en última instancia llevan el cambio a la vida real. Ellas son las que evidencian el avance imparable, pero todavía minoritario, hacia nuevas formas de convivencia, consumo y sentir, dando el valor que merece y que nunca debió perder la comunidad, así como su conexión con la tierra.

comunidad

Está habiendo grandes cambios en nuestro sistema climático y en las economías de los países de todo el mundo debido a la interdependencia inherente a una globalización que nos fragiliza. Habrá grandes cambios en los sistemas energéticos que abastecen a las sociedades y mantienen el funcionamiento de la economía, los cuales, a su vez, continúan afectando el equilibrio climático y los ecosistemas que sostienen la entramada red de vida de la que, de manera triste y peligrosa, nos hemos apartado artificialmente.

Sin embargo también está habiendo grandes cambios en la política con la emergencia de movimientos sociales a nivel municipal y local. Son semillas dispersadas que aguardan para germinar y florecer, aportando luz entre tanta oscuridad y construyendo las futuras estructuras y estrategias para la adaptación a la nueva realidad que el obsoleto sistema actual niega de forma ciega, cobarde y cortoplacista.

En esta tarea trabaja el movimiento de Transición y muchos otros, de forma propositiva y valiente, contra viento y marea en un contexto poco favorable. Por ello, se hace necesaria la Transición Interior, para experimentar y re-aprender acerca del papel de la comunidad y el trabajo colectivo. Se trata de conseguir que los esfuerzos que llevamos a cabo nos hagan más resilientes y efectivos, para no aparezcan el hastío y la desmotivación y, con ello, se acabe por abandonar esta apasionada lucha en la que más que nunca tenemos que cultivar el apoyo mutuo, además de, por supuesto, trabajar la ecología profunda para recuperar la conexión con la naturaleza y entre las personas.

Tanto o más importante que lo anterior se irá haciendo la gestión de las emociones que emerjan fruto de los impactos de los grandes cambios que iremos experimentando; el miedo, la soledad o la frustración son emociones naturales que brotarán ante la incertidumbre y preocupación. Reacciones naturales de las que tenemos que ocuparnos y gestionar adecuadamente, aprendiendo de ellas, en vez de huyendo o negando lo que nuestra naturaleza humana nos comunica.

Para conseguir que la Transición interior avance, desde la Red lanzamos el primer curso de Transición Interior, que se celebrará en Barcelona los días 23 y 24 de abril. El curso pretende abarcar  diversos aspectos de la Transición Interior, como el trabajo comunitario y la gestión de conflictos, dinámicas de ecología profunda para abrazar el cambio y trabajar la gestión de las emociones que nos generan los grandes cambios, y con ello reforzar nuestra resiliencia, tanto a nivel personal como a nivel de grupo. Para el curso, proponemos diferentes opciones de cara a facilitar el acceso a las personas interesadas en realizarlo, tales como intercambios y precios reducidos para grupos de 3 o más personas.

CartelCurso_TransicionInterior_A3

Curso de Transición Interior Abril 2016

Además de este curso, este año nos hemos propuesto aumentar los esfuerzos e intentar llegar a más iniciativas locales de Transición y afines, visitando los municipios y proponiendo charlas, talleres y dinámicas que incluyan los diferentes aspectos de la Transición, incluida la vertiente interna. Este hincapié en el trabajo interno no pretende ni mucho menos desmerecer las importantísimas manifestaciones externas de la Transición, sino intentar equilibrar ambas partes, indivisibles e indispensables para un trabajo comunitario sano y resiliente, en el que las personas integrantes sean capaces de superar, gestionar y apoyarse mutuamente frente a los obstáculos que se presenten, sin perder el ímpetu y las ganas de transformarnos a nosotr@s mism@s y, con ello, a nuestras comunidades.

ImagenDestacada_Web

Nuevo Curso Transición Interior – Barcelona 2015

El Curso TRANSICIÓN INTERIOR llega por primera vez al Estado Español

31 de Octubre y 1 de Noviembre en Barcelona

El ámbito de la “transición interior” es amplio, potente y fascinante y, en ocasiones, identificarlo, explicarlo o estructurarlo supone todo un desafío. El proceso de transición significa trabajar “la cabeza, las manos y el corazón”, y en este taller de dos días se explora específicamente la dimensión interior del proceso de cambio.

Si estás involucrado en un proyecto que busca un cambio hacia un futuro mejor, más sostenible, resiliente e inclusivo, y deseas tener tiempo para observar el aspecto interior, la parte más emocional y psicológica de este proceso,  este taller es idóneo para ti.

CartelCurso_TransicionInterior_A3 (1)

En el curso, personas procedentes de diferentes proyectos, individuos en su propio proceso de cambio y un equipo de formadores de la Red de Transición, exploraremos:

  • Cómo producir de la mejor manera posible cambios sostenibles y potentes para vivir de una manera más saludable en el planeta.
  • Cuáles han sido las experiencias de grupos de Transición y proyectos afines, combinando una vivencia interior con procesos prácticos para conseguir movimientos de cambio más resiliente y efectivos.
  • Por qué muchos movimientos de cambio provocan a menudo que sus miembros se quemen y abandonen y cómo es posible prevenirlo.
  • Cómo crear redes de apoyo mutuo en los tiempos que corren.
  • Como gestionar emociones como el miedo, la frustración, la soledad, que emergen durante el proceso de cambio.
  • Qué herramientas conocemos para prevenir conflictos y trabajar la transición interior en nuestra comunidad.
  • Ejercicios de ecología profunda
  • Cuáles son los próximos pasos en esta dirección de cambio.

El taller incluye una gran variedad de actividades: explicaciones, trabajo basado en la experiencia, múltiples conversaciones entre participantes, diferentes ejercicios en los que se combinan cuerpo, mente y emociones. En definitiva, una invitación a que conectemos con una vasta área de sabiduría y posibilidades.

curso TI Copenhagen

A continuación algunos comentarios de participantes de este curso realizado en la versión en inglés:

“Una combinación genial de teoría y práctica que hemos podido compartir con gente maravillosa en este lugar tan estupendo”

“Un equipo de facilitación competente lleno de sensibilidad”

“He cargado las pilas”

“Me ha dado ideas de cómo empezar por mí mismo un proceso de transición interior en mi iniciativa y a nivel regional”

“Me ha ayudado a apreciar mejor mis relaciones con miembros de otros grupos de Transición”

“Aunque siempre me he interesado por temas como la sostenibilidad y la supervivencia de los seres humanos desde los años setenta, siempre he evitado tener que enfrentarme con mis propios sentimientos acerca de las hambrunas, el dolor y la pérdida… Este curso me ha dado herramientas.” basadas en la experiencia para abordad estos temas.”

Curso Ttransición Interior Copenhagen

Breves notas sobre la importancia de trabajar la Transición interior

Cambiar nuestra visión del mundo, de lo separado a lo interconectado, del concepto de escasez al de abundancia, o de la competición a la colaboración, forman parte del paisaje de la Transición Interior.

Como individuos, podemos llegar a experimentar una amplia gama de emociones al imaginar y trabajar para construir el futuro que queremos – o temer un futuro mucho peor. Para muchas personas, la escala de los problemas es simplemente abrumadora, y las distracciones o la negación dan una sensación de mayor seguridad. Trabajar la Transición Interior nos ayudará a afrontar un mundo que cambia a extrema velocidad. Reunirnos para pasar a la acción, apoyarnos mutuamente, compartir conocimientos, habilidades y recursos, es fundamental para el proceso de cambio. Entender el proceso de cambio y nuestras respuestas a ello nos ayuda a regresar a un lugar donde nos sentimos empoderadas y capaces de pasar a la acción.

En 2012, La red internacional de transición realizó una encuesta sobre Transición Interior, y los resultados mostraron que muchos grupos incluyen como parte de su misión:

– Resiliencia personal y bienestar
– Conexión con la naturaleza
– Conexión y cohesión comunitaria
– Psicología y crecimiento personal
– Espiritualidad, práctica spiritual y grupos de fe
– Salud en el grupo, en los eventos y en el diseño de los eventos

Inner Transition En definitiva…
Los grupos de Transición Interior crean lugares donde las personas puedes reunirse para profundizar sus conexiones, encontrar apoyo y compartir las emociones que seguro aflorarán en el proceso de Transición, como el miedo y la vulnerabilidad, así como para fortalecer la confianza, la compasión y la aceptación. La Transición Interior ofrece un espacio para explorar las profundas cuestiones que surgen cuando pensamos en el mundo hacia el cual queremos “transicionar”. El Movimiento de Transición es inusual entre otros movimientos que abogan por el cambio social o medioambiental por esta propuesta de entretejer el mundo externo con el interno, y trabajarlos a la vez como parte de un todo.

Informaciones practicas

Lugar:
Aula Ambiental Bosc Turull
Passeig Turull, 2
08023 Barcelona (L3 Vallcarca)

Día y horario:
Sábado 31 de Octubre – Domingo 1 de Noviembre
De 10.00h a 18.00h

Opciones de Pago: 

– 110 eur matrícula individual
– 90 eur/participante para grupos de 3 personas
– 45 eur + intercambio en base a necesidades (valorado en 65 eur)


Formadores:

Juan del Río

Biólogo, activista, educador e investigador para la sostenibilidad. Cofundador de la Red de Transición, coordinador de Transición Sostenible e integrante de Cardedeu en Transició. Es autor de la Guía del movimiento de transición y centra su trabajo en la gestión ambiental y en promover nuevos modelos de vida sostenible.

Ana Huertas

Facilitadora para la transición y la permacultura. Técnica de cooperación internacional al desarrollo y formada en agricultura sostenible por CEDEM y las universidades de Plymouth y Montpellier. Formadora oficial de transición y miembro de la Red de Transición.

 Contacto e inscripciones:
Formulario de inscripción para el Curso de transición Interior
Para cualquier cuestión escríbenos a:
formacion@reddetransicion.org

Fotos Inner Transition Course Copenhaguen 2014 – facilitado por Sophy Banks y Juan del Rio
resilience-logo

Resiliencia Comunitaria para afrontar la Gran Transición

Traducción de un texto de Richard Heinberg de Resilience.org, publicado originalmente en “The great transition Initiative” 24 Abril 2015.

planetary-boundaries-figure-3

Actualización de los “Limites Planetarios” Enero 2015.

Revisión de: “Delimitando el futuro planetario: Por qué necesitamos una Gran transición” por Johan Rockström.
La investigación “Límites Planetarios” constituye un avance importante en nuestra capacidad de cuantificar los componentes del sobrepaso o desbordamiento global. Permitidme sugerir que todas las presentaciones sobre los límites planetarios deberían incluir una discusión sobre la Ley de Liebig-una perogrullada ecológica que puede resumirse en “una cadena es sólo tan fuerte como la pieza más débil”. No hemos de esperar a que los nueve límites sean transgredidos para que una calamidad global nos amenace; todo lo necesario para triturar la red del ecosistema es que uno de los límites sea sobrepasado de forma fehaciente, y por un tiempo suficiente. Visto desde esta perspectiva, el hecho de que cuatro de los nueve límites identificados estén ya superados con creces nos debería causar una preocupación profunda.

Sin embargo, la exposición de Johan Rockström sigue la fórmula familiar y necesaria: la civilización industrial nos está propulsando hacía un colapso planetario, pero todavía hay tiempo de cambiar el funcionamiento del sistema operativo civilizatorio para asegurar la supervivencia y bienestar de todos, incluso si la población sigue creciendo. He usado esta fórmula en ensayos y conferencias varias veces, y cada vez que lo hago, me sorprendo sintiéndome in poco insincero. Si, como intelectual público, es nuestra labor prescribir la medicina que pensamos que mejorará el estado del paciente (en este caso a la civilización). Pero, ¿Es nuestra receta capaz de curar la enfermedad?

Afrontémoslo: la condición de nuestro paciente está empeorando. Además, hemos observados casos como este con anterioridad (por ejemplo, han habido civilizaciones previas que han sobrepasado la capacidad de carga de su ambiente), y en todos los casos el resultado fue calamitoso. Sin embargo, siguiendo esta fórmula discursiva, un hipotético tratamiento a proponer, consistiría en la sustitución energética, mejoras masivas en la eficiencia en el uso de los recursos, redistribución de la riqueza, y gobernanza global; a pesar de que nunca antes se ha intentado, parece ser nuestra única esperanza.

Una nueva corriente de pensamiento ecologista- a veces etiquetado como fatalista o derrotista- sostiene que es demasiado tarde para estas panaceas. El paciente no tiene el menor interés en tomar nuestra medicina (propuestas para la sostenibilidad se han ido presentando desde “Los límites del crecimiento” en 1972, pero las élites globales se han mostrado completamente desinteresadas en cualquier toma de acción que no prometa la continua expansión del PIB), y la enfermedad esta demasiado avanzada (hemos puesto en marcha procesos de retroalimentación geofísicas que no pueden ser revertidos). Los fatalistas más extremos insisten en que la extinción a corto plazo esta ya asegurada. Olvídense de intentar salvar la civilización, dicen; piensen en la habitabilidad del planeta.

El fatalismo tiene la virtud de la voluntad de mirar y enfrentar la situación a la cara sin pestañear. Pero ha sido criticada por subestimar el posible rol de reequilibrar las retroalimentaciones entre ambos, el ambiente y las sociedades humanas; además, desempodera tanto a sus defensores como a su audiencia, que tiende a adoptar una actitud cínica, apatía y resignación. ¿Hay una tercera aproximación?

Parece que podríamos comenzar por reconocer que la crisis está ahora asegurada. Que no significa que la extinción a corto plazo sea inevitable, pero si que en este siglo veremos con casi certeza total convulsiones ecológicas, económicas y sociales en una escala sin precedentes. Los fatalistas están en lo cierto diciendo que es demasiado tarde para entrar en el juego, pero errados en simplemente renunciar a actuar.

Una estrategia alternativa sería anticipar crisis y usarlas a nuestro favor. Tal estrategia basada en las crisis buscaría primero proporcionar formas y caminos para la gente y las instituciones para adaptarse a los cambios venideros, en la dirección de crear más resiliencia en la comunidad y satisfacer las necesidades básicas humanas de forma más sostenible en el largo plazo. Esto implicaría casi con total certeza la implementación de deferentes tácticas adaptativas para las sociedades, variando los niveles de industrialización (o des-industrialización, como sería el caso). Una estrategia secundaria sería publicitar amplia y consistentemente una explicación ecológica para las inevitables crisis (superpoblación, agotamiento de recursos, polución) que pudiera al menos reducir parcialmente la tendencia social a buscar chivos expiatorios en situaciones de empeoramiento económico. Esto podría evitar de forma significativa una parte significativa de los conflictos.

La crisis puede ser un profesor. Todas las sociedades humanas indígenas han aprendido eventualmente a auto-contenerse, si permanecían en un lugar durante un tiempo suficientemente largo. Descubrieron mediante prueba y error que exceder la capacidad de carga de su territorio conducía a consecuencias fatales. Por ello estas gentes nos parecen a los “modernos” como ecologistas intuitivos: tras haber sido golpeado de forma repetitiva por el agotamiento de recursos, la destrucción del hábitat, la sobrepoblación y las resultantes hambrunas, llegaron a la conclusión de que la única forma de ser golpeados de nuevo era respetar los límites del medio natural, conteniendo la reproducción y protegiendo al resto de formas de vida. Nosotros hemos olvidado esa lección, por que nuestra civilización fue construida por gente que conquistó exitosamente, colonizó, y tras ello se mudó a otro sitio para llevar a cabo los mismos patrones de nuevo-y por que nosotros estamos disfrutando un regalo único en forma de energía fósil que nos capacita en nuestra propia omnipotencia, excepcionalismo e invencibilidad. Pero ahora se nos han acabado los sitios que conquistar, los mejores combustibles fósiles se han usado, y las consecuencias ambientales de quemarlos están empezando a alcanzarnos. Podemos aprender de la crisis; la antropología cultural nos lo muestra. Pero, en este caso, necesitamos aprender rápido, y tal vez un poco de esfuerzo organizado para ayudar a ese proceso estaría bien empleado. El discurso de los límites planetarios podría ayudarnos a explicar a las masas asustadas por que el mundo parece estar desmoronándose ante ellos, mientras que la construcción de resiliencia comunitaria podría ayudarnos en la adaptación a las condiciones cambiantes.

Por el momento, la mayoría de activistas ambientales continuarán (y probablemente deban) publicando nuevos informes diciendo, “Si no cambiamos las políticas, cosas terribles sucederán”, y, “si cambiamos las políticas todo el mundo podrá vivir en paz y prosperidad”. Simplemente estoy sugiriendo que algunos de nosotros deberíamos pensar estratégicamente sobre que hacer si los líderes mundiales no toman medidas para reducir drásticamente las emisiones de carbono y redistribuir la riqueza. Las crisis seguidas por resiliencia comunitaria parece ser el plan de repliegue lógico.