Archivo de la etiqueta: futuro

ALTER NATIVAS hacia un futuro sostenible

Empieza el rodaje de ALTER NATIVAS hacia un futuro sosenible

Después de unos años desde el surgimiento de la idea y de un fascinante proceso de preproducción, “ALTER NATIVAS: Hacia un futuro sostenible”, inicia su fase de rodaje.

Este largometraje documental es uno de los proyectos más importantes de Red de Transición para este 2019 y el próximo 2020.

ALTER NATIVAS hacia un futuro sostenible: un documental necesario

“Alternativas”, del latín Alter (otro) y Nativus (nacido), hace referencia a la búsqueda de nuevas realidades, nuevos orígenes. Ese es el punto de partida de “ALTER NATIVAS: Hacia un futuro sostenible”: el mostrar iniciativas innovadoras de transición socioecológica.  

Es decir, mostrar experiencias diversas que están planteando respuestas a la crisis sistémica que sufrimos en el mundo: energética, económica, ecológica, social, cultural y epistémica.

Dando respuesta a preguntas importantes

“ALTER NATIVAS: Hacia un futuro sostenible” quiere abordar, con un enfoque propositivo y de posibilidad, cuestiones tales como las siguientes:

  • ¿Cómo podemos afrontar esta situación y adaptarnos a una realidad cambiante?
  • ¿Qué alternativas, individuales y colectivas, están ya poniéndose en marcha en diferentes lugares para realizar una Transición hacia comunidades resilientes y modelos de vida más sostenibles?
  • ¿Qué nuevas historias y experiencias pueden marcar el futuro de nuestros barrios, pueblos y ciudades?
  • ¿Cómo podemos dar los primeros pasos para crear una economía que promueva la justicia social y la armonía con el planeta y entre nosotros mismos?

ALTER NATIVAS hacia un futuro sostenible: un documental colaborativo

El largometraje es fruto de un trabajo colaborativo, liderado por Juan del Río y Agustí Corominas junto a un diverso equipo de personas.

Además, cuenta con el apoyo de múltiples organizaciones, entre las que destacan Red de Transición y la Revista Soberanía Alimentaria

ALTER NATIVAS hacia un futuro sostenible: sonido, cámara… ¡acción!

El proyecto empieza, por fin, un punto crucial de su desarrollo: su rodaje.

El momento ha llegado tras varios años de diseño y de conexión con colectivos y personas comprometidos con la Transición. También de investigación y trabajo de guión.

Y, especialmente después de una intensa y emocionante campaña de micromecenazgo en la plataforma GOTEO. Durante la campaña, más de 320 personas y organizaciones han podido realizar contribuciones económicas. Muchas gracias a todas ellas.

El rodaje comenzó a finales de mayo, y se prevé que finalice a finales del 2019. Serán varios meses, pues, en los que el equipo visitará múltiples regiones de la península y las islas.

ALTER NATIVAS hacia un futuro sostenible

Serán meses en los cuales se filmará experiencias de Transición potentes. Y diversas a nivel geográfico, temático, contexto urbano-rural, etc.

Toda la información sobre esas iniciativas de Transición se irá colgando en las redes sociales del documental. Allí podréis ver ya algunas de las imágenes de los proyectos que se están ya filmando.

Abriendo alternativas

ALTER NATIVAS continúa. Seguimos tejiendo redes entre proyectos de cambio. Queremos mostrar espacios de esperanza, iniciativas transformadoras. Porque queremos inspirar a la gente a pasar a la acción en este contexto de emergencia social y ecológica. ¿Nos ayudas a hacerlo posible?

La comunidad del proyecto sigue creciendo. Síguenos en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, youtube), en la web del documental, o suscribiéndote.

Desde Red de Transición estamos ilusionados y felices con el comienzo del rodaje, y queremos agradecer profundamente todo el apoyo recibido.

Es y será un proyecto de todas y para todas.

Transición y Deep Adaptation: dos visiones propositivas ante el inminente fin del mundo.

Transición y Deep Adaptation: dos visiones propositivas ante el inminente fin del mundo

Nuestro compañero Fernando García nos presenta un interesantísimo acercamiento a la Transición y la Deep Adaptation como visiones propositivas ante el más que probable y próximo colapso de la civilización industrial en la que vivimos.

“Quien piense que puede haber crecimiento infinito en un planeta con recursos finitos debe de ser o un loco o un economista”
– Sir David Attenborough

Esto se acaba

Dos siglos de brutal explotación de los recursos nos han llevado a una situación crítica: la capacidad de carga del planeta está al borde del colapso. De hecho, una mayoría de los más de 7 mil millones de habitantes sufren ya a diario las consecuencias de esta devastación.

Es cierto que la humanidad ha prosperado mucho en los últimos tiempos. Autores como Stephen Pinker (Enlihghtment Now) o Hans Rosling (Factfulness) sostienen que nunca hemos vivido mejor y nuestras perspectivas son muy favorables.

Otros como el historiador israelí Yuval Noah Harari son más matizados: las tres pesadillas de la humanidad (hambre, pestes y violencia) se han resuelto para dar paso (al menos en occidente) a otras tres casi peores (obesidad, depresión y suicidios).

Frente a estos practicantes del Hopium (neologismo en inglés que combina las palabras esperanza y opio), lo cierto es que la inmensa mayoría de los informes (IPCC sobre cambio climático , IPBES sobre biodiversidad  y Earth Overshoot sobre utilización de recursos, por ejemplo) prueban que esto no da más de sí.

El problema es el sistema y nuestra visión equivocada del mundo

Transición y Deep Adaptation: dos visiones propositivas ante el inminente fin del mundo.

Ya lo dijo muy bien Daniel Quinn en su libro Ishmael (1992): «La Naturaleza no nos pertenece, somos los humanos quienes pertenecemos a la Naturaleza».

También parece perfilarse un consenso sobre la relativa inminencia del fin de este mundo: el marco temporal del colapso de nuestra civilización va desde la década de los 2020 para los más agoreros hasta el fin de siglo para los más optimistas.

La maravillosa Joanna Macy hablaba en una reciente charla del privilegio que tenemos de vivir en estos tiempos ”exquisitos” donde podemos ser testigos de un momento histórico en la historia del planeta.

Cómo va a suceder y qué pasa después

Si bien hay un relativo consenso sobre el por qué y el cuándo se acaba este mundo, las discrepancias vienen al explorar otras dos cuestiones claves: Cómo va a acabarse y qué viene después.

Está claro que hoy no nos encontraríamos con unos niveles de 415 ppm de CO2, el Ártico casi sin hielo y los océanos plagados de plástico si hubiéramos tomado medidas en los años 70, cuando se publicó el informe Limites del crecimiento.

Más de cuarenta años después, el gran interrogante es si aún tenemos tiempo para organizar un descenso “controlado” o si ya es demasiado tarde para evitar caer por el precipicio.

Transición y Deep Adaptation: visiones propositivas

De modo esquemático, la primera narrativa es la de la Transición. La segunda es la de Deep Adaptation.

Sea descenso o caída, el día después de ese punto de inflexión se declina en función de un espectro de escenarios que abarcaría desde el renacer de una nueva civilización basada en relación armoniosa con la Naturaleza hasta la extinción de la Vida en el planeta. Entre esos extremos se sitúan cálculos de probabilidades: inevitable, probable, posible, imposible.

El enfoque de la Transición

El relato de la Transición es deliberadamente optimista. El manual de la transición, publicado en 2008, insiste en la necesidad de tener una visión positiva. Pese a las malas noticias, Rob Hopkins, fundador del movimiento, sigue manteniendo un discurso contagiosamente eufórico.

La visión de la Transición se centra en la firme creencia. La de la posibilidad de lograr un Gran Giro a la situación y evitar el desastroso futuro «por defecto» que nos espera si no actuamos con determinación.

La transición propone el fin de un mundo, el de la civilización termo-industrial. Y su sustitución por un modelo de sociedad local, comunitaria y profundamente respetuosa con la Vida en el planeta.

El enfoque de la Adaptación Profunda (Deep Adaptation)

Transición y Deep Adaptation: dos visiones propositivas ante el inminente fin del mundo.

Deep Adaptation es un movimiento lanzado en Julio de 2018 por el profesor Jem Bendell de la Universidad de Cumbria (Reino Unido). Su documento “Adaptación profunda: Un mapa para navegar por la tragedia climática” expone las conclusiones personales de Jem Bendell sobre el estado del planeta. Bendell concluye que:

«El Colapso es ya inevitable y ocurrirá en el corto plazo; es probable que el colapso venga acompañado de una Catástrofe; es posible que la especie humana se extinga como consecuencia de ese colapso».

Deep Adaptation considera que estamos ante un problema irresoluble (predicament, en inglés). Nada puede hacerse ya para evitar el colapso de nuestra civilización. Y este tendrá como consecuencia la ruptura del acceso a los elementos básicos de la vida humana: alimentos, agua, techo, vestido…

Ante esta tesitura, Deep Adaptation propone una “Agenda” basada en cuatro interrogantes:

  • Resiliencia: ¿cómo podemos preservar lo que necesitaremos para mantener un mínimo de civilización?
  • Renuncia: ¿qué debemos dejar de lado para no empeorar las cosas?
  • Restauración: ¿qué podemos hacer para recuperar costumbres, ecosistemas, herramientas perdidas que podrán ser indispensables antes las próximas dificultades y tragedias?
  • Reconciliación: ¿cómo hacer las paces con uno mismo, los demás, la pena, la muerte?

Los interesados en seguir la Deep Adaptation como una visión propositiva ante el inminente colapso civilizatorio, más allá de la Transición, pueden hacerlo a través del grupo Positive Deep Adaptation en Facebook o directamente en el Deep Adaptation Forum.

Es hora de hablar de «Nosotros»: el estado actual del Movimiento de Transición

Hace unos meses el co-fundador del Movimiento de Transición y Transition Network, Naresh Giangrande, hacía balance sobre el estado de este gran experimento en el que nos hallamos todas inmersas, unos de los más grandes de nuestro tiempo. Y elaboraba una reflexión sumamente interesante sobre sus logros y sus fracasos, sobre sus luces y sus sombras… Siempre con la vista puesta en el futuro.

Unos meses después podemos ofreceros esa importante reflexión en castellano. Esto es posible gracias a las personas que dedican su tiempo y energía a ayudarnos con las traducciones de una manera totalmente generosa y desinteresada. Gracias de corazón a todas ellas.

Y esperamos que os resulte tan valiosa como nos ha resultado a nosotras. Os dejamos ya, sin más preámbulos, con las palabras y pensamientos de Naresh Giangrande.

Es hora de hablar de «Nosotros», por Naresh Giangrande

Este artículo fue publicado originalmente en https://transitionnetwork.org/ por Sarah McAdam el22 de octubre de 2018. Gracias a nuestro colaborador Mathieu Ichard por su generosa traducción.

«La escala y el ritmo de la destrucción causada por la economía mundial se está acelerando a pesar de los esfuerzos de los movimientos de base para crear cambios y nuevas direcciones. En este momento, no veo ningún escenario realista para alterar nuestra aterradora incapacidad de propiciar un cambio significativo… ¡es hora de que tengamos uno!

La Transición propone que, al crear mejores formas de vivir hoy, podemos -a través de ese proceso- crear un mañana mejor. Millones de organizaciones e iniciativas de base de todo el mundo están creando el mundo que quieren, en sus lugares, de diversas maneras. La Transición es parte de un ecosistema de cambio. Y, aunque este ecosistema de cambio ha transformado indudablemente muchos lugares para mejor, muchas décadas de intenso e impresionante trabajo de base (más de doce años de transición) no han alterado la trayectoria de la Sociedad de Crecimiento Industrial hacia una cultura regenerativa.

En este artículo me pregunto por qué ha sido así, si fue realista pensar que lo hubiera podido hacer, y qué podría tener que pasar para crear un cambio en la escala necesaria.

El proceso y la práctica de la Transición pueden resumirse en las tres preguntas de Sophy Bank que se hacen las personas comprometidas con la Transición:

  • Si miramos sin miedo a los problemas a los que nos enfrentamos… ¿qué es lo que vemos?
  • ¿Qué es lo mejor que puede pasar en mi barrio/pueblo/ciudad? ¿A qué se parecería eso?
  • ¿Qué cosas concretas y prácticas podemos hacer ahora mismo para hacer realidad esa visión?

El modelo y el proceso de Transición están fundamentalmente diseñados para conseguir:

  • Involucrar a las personas de una manera inspiradora usando cada una de nuestras habilidades creativas.
  • Permitir que un gran número de personas ejerciten su capacidad de actuar de una manera que marque la diferencia.
  • Funcionar a una escala en la que podemos marcar la diferencia, es decir, a una escala local.
  • Poder empezar a crear el mundo que queremos ahora mismo.
  • Reavivar el bienestar de la comunidad.
  • Manifestar, de manera tangible, nuestro amor por el mundo.

A pesar de que el cambio a nivel local ha creado las piezas prácticas de una cultura regenerativa (lo que se ha llegado a llamar semillas de un Buen Antropoceno) no hemos logrado cambiar de una manera significativa el panorama general. Nosotros, el gran Nosotros, estamos fallando. Y veo a los movimientos de base como una parte de nuestro proceso colectivo de movimiento hacia una cultura regenerativa. No podemos hacerlo solos. Necesitamos más Nosotros.

¿Qué está fallando?

A todas luces hemos fallado en:

  • Reducir emisiones de carbono.
  • Crear un sistema económico que respete los límites de la Tierra.
  • Crear una sociedad que genere igualdad económica y justicia social.
  • Aumentar la biodiversidad.
  • Reducir la contaminación.

Estimaciones de cómo las diferentes variables de control para siete límites planetarios han cambiado desde 1950 hasta hoy. Las zonas en verde representan el espacio operativo seguro. Fuente: Steffen et al. 2015. Cortesía del Centro de Resiliencia de Estocolmo.

Después de más de diez años de trabajar en el corazón del movimiento de la Transición, siento que necesitamos preguntarnos por qué y  qué podemos hacer para tener más impacto.

No estoy quitando mérito o faltando el respeto a los tremendos esfuerzos y los logros extraordinarios de los grupos de Transición (y otras iniciativas de base) alrededor del mundo. Todo lo conseguido es realmente impresionante e inspirador.

Nuestra falta de impacto no es por falta de esfuerzo, imaginación o creatividad. Los transicionistas encarnamos esas cualidades a lo grande.

Escribo esto como una reflexión y una investigación. Espero que al cuestionar nuestras suposiciones y creencias, podamos encontrar los próximos pasos a seguir para crear un cambio hacia una cultura regenerativa.

Tengo la corazonada de que todavía estamos en las primeras etapas de co-crear un movimiento que puede realmente interrumpir nuestros caminos insostenibles actuales y crear un cambio sistémico.

En los primeros días de la Transición a menudo hablábamos de cómo conocíamos, quizás, el A-B-C del movimiento. Doce años después, ¿hemos ido más allá de la D o la E? Creo que se necesitan muchos más pasos y procesos, alianzas e iniciativas – impensables en la actualidad -para permitir los siguientes pasos de un movimiento efectivo hacia una cultura regenerativa.

Los movimientos de base para el cambio por sí solos no van a ser suficientes para conseguir la disrupción del sistema y los cambios sístémicos necesarios para crear el cambio que queremos. Pero, ¿podría ser efectiva alguna nueva forma de cooperación entre ciudadanos, gobiernos y empresas? Si es así, ¿cómo podría ocurrir?

En este artículo intento analizar los problemas a los que se enfrenta el movimiento de Transición (y la mayoría de las iniciativas de base) y de los cuales , hasta el momento, hay poca discusión. Espero que la reflexión sobre nuestros problemas nos permita ser más claros y estar más centrados en las formas de crear las condiciones para una hacer emerger una auténtica cultura regenerativa.

Taller de Transición COP15 , en Copenhague. Foto de Sophy Banks.

Los problemas a los que nos enfrentamos los movimientos de base para el Cambio

Desde mi experiencia trabajando con grupos de Transición alrededor del mundo, he visto estos problemas presentes en casi todos los grupos de Transición. Me llevan a preguntarme si estamos trabajando de la manera correcta, si estamos haciendo las preguntas correctas, o si estamos trabajando de una manera que, en última instancia, producirá un cambio. O si la estructura del sistema de crecimiento industrial impide de alguna manera un cambio sistémico fundamental.

Aquí están expuestos algunos de los principales escollos a los que nos enfrentamos que he podido percibir:

1) Los movimientos de base carecen de recursos

El tiempo y el dinero son lo más importante. Dependemos de los voluntarios, y en muchas partes del mundo estos son voluntarios mayores, porque a menudo tienen el tiempo debido al aligeramiento de la responsabilidad de seguir una carrera, criar una familia y ganar dinero. Los jóvenes, a los que más necesitamos, suelen ser los que tienen poco tiempo y dinero. He perdido la noción del número de jóvenes que me han preguntado cómo participar y aún así ganar suficiente dinero para pagar el alquiler.

La mayoría de los grupos de Transición luchan por financiar estructuras básicas como sitios web, una oficina, un espacio de reunión, apoyo administrativo. Se puede hacer eso sin mucho sin dinero, pero sin recursos significativos la mayoría de los grupos de transición tienen un límite en su efectividad. Las personas clave se agotan debido a la escala y el trabajo necesario para construir estructuras alternativas como las cooperativas, recaudar un capital de inversión significativo o simplemente mantener una organización transparente y democrática. Para conseguir la magnitud del cambio que que transformará el sistema actual, necesitamos organizaciones, poder e influencia, y eso requiere dinero en el paradigma actual.

Las estructuras de capacitación son importantes. Centros de transición como Transición EE.UU o Transición Brasil ayudan a conectar y apoyar a los grupos de transición que operan en determinados territorios. Sin embargo, los Centros de Transición, con raras excepciones, no pueden encontrar financiación. Y  Transition Network, la organización internacional, también está subfinanciada. No existen vías claras para lograr una financiación adecuada. La finaciación de los gobiernos es escasa y en la mayoría de los lugares no está disponible, lo que deja como fuente de ingresos principales las donaciones  o la creación de un brazo comercial. Y ninguna de las dos fuentes proporcionará la financiación necesaria para catalizar y apoyar un cambio suficientemente escalable.

Los principalesl fundamentos teóricos del cambio de base, la Gestión Estratégica de Nicho (SNM) y la Gestión de Transiciones, proponen que el cambio a menudo surge a través de experimentos a pequeña escala que después pueden desarrollarse y adaptarse en «nichos protegidos» y luego, a medida que el sistema dominante comienza a colapsar, pueden sembrar e informar sobre alternativas. Esta es una descripción perfecta de una tecnología de cambio social como la Transición.

Sin embargo, por muchas razones, el cambio social es una de las dimensiones humanas más difícilmente influenciables Las limitaciones, inercias y los supuestos culturales, sociales y económicos suelen impedir que se produzcan cambios en esta esfera. Y dado que el cambio que necesitamos es técnico, social, político, cultural y psicológico, se convierte en un trabajo muy duro.

Los catalizadores del cambio de base están creando el suelo del que surgirá la futura supervivencia de nuestra cultura, especie e incluso de la vida en la tierra. Líderes empresariales, políticos y grandes organizaciones filantrópicas que conocen el problema en el que nos encontramos y la magnitud del cambio que se necesita deberían manifestarse. Deberían proporcionarnos las habilidades, el apoyo, la financiación y los conocimientos necesarios para explorar y ampliar de forma rápida y fiable formas alternativas viables de vivir y trabajar.

Y no lo están haciendo. ¿Por qué no? La mayor parte de la filantropía está dirigida a mejorar los peores efectos de los sistemas actuales, en lugar de cambiar el sistema. Trabajamos en condiciones en las que estamos muy obstaculizados y en las que carecemos de lo que necesitamos para tener éxito. Después de más de diez años, mi pregunta para los que hacen el cambio es: ¿Por qué soportamos esta falta de apoyo y reconocimiento? Y la pregunta que tengo para la sociedad y las empresas (que son los que tienen los recursos), es: ¿Por qué son tan pocos los que están dispuestos a, o son capaces de, hacer que esos recursos estén disponibles?

2) Cambio de sistema… ¿quién lo quiere?

Las estructuras reguladoras, políticas y de poder son capturadas por las élites y las multinacionales que actúan para mantener y ampliar su poder, sus ganancias y sus privilegios. ¿Por qué no lo harían? Este es el juego y, desde mi punto de vista, parece que no tienen otra opción que jugarlo. Esto deja muy poco espacio para el cambio sistémico necesario, el cambio que necesitamos en todos los niveles (personal, local, nacional e internacional) y en las esferas social, política, económica y ecológica.

La Transición y otras iniciativas de base se encuentran fuera de la ventana de Overton, que es de donde vendrá el cambio que necesitamos. Pero hay costes, así como libertades, cuando se opera en los márgenes o fuera del sistema. Se mucha libertad para desafiar lo incuestionable y decir lo indescriptible. Pero uno de los mayores costes es que es muy difícil ser escuchado. Así que el trato es que, si estás operando fuera de la ventana de Overton, tienes que hacerlo sin los recursos adecuados y usando, tan sólo, tu sentido común, ingenio, creatividad y pasión.

Puedes moverte rápido y fallar rápidamente. El éxito, si se logra, será una rudimentaria prueba de conceptos, un experimento. La ampliación, popularización y asimilación masiva y todos los cambios culturales que las acompañan necesitan más que unas pruebas conceptuales. Necesita recursos y organizaciones.

Un ejemplo:  el cambio necesario en nuestros sistemas económicos y de negocios, -incluso negocios considerando innovadores- no nos llevará a donde tenemos que ir. El cambio sistémico del sistema económico está fuera del alcance de cualquier empresa o incluso de cualquier sector empresarial. Para sobrevivir en los negocios hay que seguir las reglas fundamentales y fundamentales de los negocios.

Sin duda, el cambio técnico es parte integrante del sistema económico, pero sólo dentro de un estrecho margen de posibilidades y  siempre que favorezcan al mercado. Desafortunadamente, muchos líderes empresariales progresistas ven que las soluciones que necesitamos emergen de las empresas, lo cual no es realista. El sistema económico capitalista no puede apoyar ni apoyará el tipo de cambio sistémico que necesitamos. Para el capitalismo, la salud de las personas, los ecosistemas o la vida no es, no ha sido, y nunca será, la prioridad. Sólo los beneficios lo son. No puede de otra manera, es algo intrínseco al sistema. Pero las empresas y las corporaciones tienen todos los recursos y el cambio no es posible sin esos recursos. ¿Dónde están las asociaciones entre las empresas, el gobierno y las organizaciones de cambio radical de base? ¿Dónde están los negocios radicales que desafían el modelo capitalista?

Los empresarios suelen ser muy pragmáticos. Entonces, ¿dónde y cómo puede surgir el cambio de una escala suficiente en nuestro sistema macroeconómico? ¿Podemos encontrar algunos ejemplos? ¡No! El motivo es que el beneficio no nos llevará a donde tenemos que ir. ¿Qué lo hará?

Ya es hora de que las empresas establezcan divisiones bien financiadas para explorar un cambio de paradigma que no esté impulsado por el mercado, que no esté dirigido por el Estado y que no sea socialista. Y que diseñe caminos para llegar allí. Te necesitamos y tú nos necesitas. Las innovaciones a pequeña escala (creadas por las bases) no escalarán ni superarán al sistema económico existente, y es difícil ver cómo surgirán y desafiarán al sistema macroeconómico. Lo que me lleva al siguiente punto.

3) Todavía no existe una alternativa completa, probada y comprobada al sistema económico capitalista, un sistema económico dependiente del crecimiento.

¿Por qué no?

Hay muchas maneras de comprar alimentos, energía u otras cosas. La innovación en la economía local es abundante. Sin embargo, no hay alternativa al capitalismo de mercado. Con esto me refiero a la gran cosa que se encuentra encima de los procesos económicos. El paradigma que exige un crecimiento constante. Ningún país, desde el fin del comunismo, ha probado un sistema económico global diferente. Hay propuestas e ideas. Sin embargo, hay algunas dificultades muy grandes:

  • Los que están en el poder no se rendirán fácilmente. Se necesitará una campaña política mundial sostenida para conseguirlo.
  • Se trata de un sistema enorme e incluso si se introdujera algún tipo de mecanismo de reducción gradual del consumo, habría que hacerlo a una escala que resultaría muy difícil de aplicar si no colapsara el sistema existente. Y la complejidad de eso está más allá de mi capacidad de pensamiento (piense , por ejemplo, en un caso como el Brexit).
  • Es difícil vender obteniendo menos, sin obtener más de algo. Este más de algo podría ser conciencia, comunidad, conexión, sabiduría o amor. No estoy seguro de que la humanidad esté lista para el cambio de conciencia que algunos defienden. ¿Se imagina a la mayoría de la gente optando por un conjunto de aspiraciones menos tangibles?
  • Puede que no haya una salida al proyecto de civilización del crecimiento continuo. Puede que nos hayamos creado una trampa de la que no podamos escapar.

4) No hemos resaltado tanto la importancia del cambio Interno como la del cambio externo

He aprendido en mi tiempo en el movimiento de Transición, que una de nuestras contribuciones más únicas e importantes al proceso de cambio es la alineación del cambio interno y externo. Puede parecer evidente, pero el sistema somos nosotros. Está en nosotros y a menos que esas partes internas que mantienen el sistema actual en su lugar sean desafiadas activa y sistemáticamente en nosotros, funcionarán igual con el nuevo sistema, creando las mismas malas elecciones y haciendo que cualquier cambio sea irrelevante. Y ese «nuevo» sistema será tan opresivo e incapaz de enfrentar las realidades actuales como lo era el viejo sistema. Lo que lo hace pernicioso es que no parece así al principio. Pensamos que hemos podido salir del patriarcado o de las jerarquías, cuando en realidad no lo hemos hecho. Las semillas de nuestra naturaleza venial están ahí y crecerán y madurarán a menos que cambiemos activamente.

Sophy Banks me dijo una mañana que vio que uno de los trabajos de los líderes de este movimiento de cambio sistémico era cortar repetidamente la cabeza de nuestro ego, día tras día. Al hacerlo, soportamos y modulamos la vergüenza y la humillación de exponer nuestras sombras. Este es uno de los significados del cambio interno.

Uno de los retos persistentes a los que nos enfrentamos es el agotamiento y la desesperación de los voluntarios, resultado de sentimientos no procesados y/ sanados. Mientras el planeta se quema, los activistas y los que trabajan fuera del sistema también se están quemando. No podemos mantener nuestros niveles de actividad. Dentro del sistema las cosas no son mucho mejores, dentro del Reino Unido (60 millones de habitantes) se emitieron 57 millones de recetas para medicamentos psicológicos en 2014 y aumentan cada año.

El cambio exterior debe ir acompañado de un cambio interior. Este simple hecho no se reconoce lo suficiente en la Transición u otros movimientos de cambio. Sin un cambio interno, cualquier cambio positivo es cooptado por el viejo sistema en formas que corrompen cambios que de otro modo serían positivos y utiliza esos cambios para promover los objetivos del viejo régimen. Algunos ejemplos que me vienen a la mente son el crecimiento verde, el movimiento de felicidad y bienestar que utilizan las corporaciones para sacar más provecho de sus empleados, y la energía renovable que se utiliza para promover un mayor crecimiento en el sistema. Tal vez la conexión entre estos ejemplos y el cambio interno no parezca obvia. Nuestra falta de integridad personal y nuestra incapacidad de auto-reflexión y por lo tanto de examinarnos a nosotros mismos se encuentran en el centro de estas traiciones.

5) No operamos a una escala que pueda crear la escala de cambio necesaria

En 2014 Peter Haff introdujo el término «tecnosfera» para describir el aparato técnico del que dependemos totalmente para sobrevivir. Este aparato es una maravilla de la cooperación humana sin rival en la experiencia de la humanidad. Es, en muchos sentidos, el mayor logro de nuestra sociedad industrial. Este sistema mundial está a muchos niveles por encima de nosotros, alejado de nuestras vidas, que a menudo son locales y que son donde tenemos la capacidad  para generar cambios. Incluso los actores poderosos del sistema se encuentran limitados. Esto se debe a que nadie está al mando. No hay supervisión democrática. Este sistema es básicamente auto-organizados, lo que en sí mismo es un milagro de cooperación. Todos dependemos total y completamente de este sistema y hasta ahora no hemos sido capaces de crear alternativas. Ni siquiera estamos en relación real con él, excepto como consumidores pasivos. De ahí la dificultad de cambiarlo. Y sin relación no hay posibilidad real de cambio.

Algunos de los componentes de este sistema al que me refiero son:

  • El sistema global de logística y transporte.
  • El sistema de fabricación industrial, interconectado e interdependiente.
  • El sistema de telecomunicaciones e información.
  • Las redes eléctricas.
  • El sistema financiero.
  • El sistema de minería y extracción de recursos.
  • Los medios de comunicación de masas.
  • Los delicuentes, incluidos los terroristas y los paraísos fiscales en el extranjero, y su contrapartida, la justicia penal y los organismos internacionales encargados de hacer cumplir la ley.

Curiosamente, hemos conseguido hackear los sistemas alimentarios y la energía en menor medida. Y algunos edificios, fibras, ropa, literatura y artes a menudo están más abiertos al cambio. Aunque la mayoría de ellos también suelen estar dominados por grandes actores globales. Por ejemplo, 2 ó 3 empresas dominan el sistema mundial de productos alimenticios, aunque la mayor parte de la población mundial no se alimenta de los productos agrícolas, sino de pequeñas explotaciones agrícolas locales.

Les Compagnons de la terre, en Lieja.

La tecnosfera se ha vuelto más poderosa que los gobiernos y se considera demasiado grande para fracasar. Y como es auto-organizada no podemos localizar, interrogar o pedir cuentas a sus líderes, porque no existen. La farsa de las últimas «filtraciones de datos» que afectaron a Facebook, y la farsa de funcionarios del gobierno de Estados Unidos «cuestionando» a Mark Zuckerberg es un ejemplo de este «baile del poder».

Una vez que el tamaño, la escala y la hegemonía de los sistemas que conforman la tecnosfera salen a la luz, prácticamente toda la política y la economía pueden verse como interacciones y tensiones entre los diferentes subsistemas, que buscan más poder e influencia.

La mayor parte de lo que se informa en las noticias principales son las tensiones y las luchas de poder entre estos subsistemas. Por eso, en mi opinión, los esfuerzos de las bases son invisibles. Estamos fuera de estas luchas de poder y se nos considera irrelevantes, o a lo sumo, «pintorescos» o subversivos. Me temo que estamos atrapados en múltiples abrazos de oso de tecnosfera que hacen de la relocalización un gesto vacío. A menos que, por supuesto, el fallo de sistemas complejos provoque el colapso.

En un escenario de colapso, las alternativas locales saldrán a la luz y actuarán como botes salvavidas en medio de las rupturas y el caos que se producirían. Algunas voces autorizadas argumentan ahora que el colapso a corto plazo -en un plazo de diez años- de nuestras sociedades (en los países ricos  o «desarrollados») es ahora inevitable.

6) Nuestra historia aún no está clara

Transition Network ha hecho un gran trabajo definiendo la narrativa de la Transición:

La Transición es….

Un movimiento de comunidades que se unen para volver a imaginar y reconstruir nuestro mundo.

El flujo de la historia.

Se está construyendo un movimiento.

Aquí están las cosas que todas las diferentes personas están haciendo en sus comunidades.

Tiene sus raíces en el cuidado de nosotros mismos, de los demás y del mundo viviente.

Esto muestra que un futuro diferente es posible cuando nos reunimos.

(Opcional: Por eso es necesario)

He aquí cómo puedes ser parte de ella.

Fue un gran comienzo. Incluso hice imprimir algunas camisetas con estas palabras.

La Transición es una gran historia nos inspira y conmueve. Comienza con un propósito y luego con la forma con la que se logrará ese propósito. Es simple, directa, fácil de entender, y habla de los fundamentos de la vida: amor, paz, igualdad, conexión y fraternidad.

He tenido grandes esperanzas en una buena y poderosa historia que muchos grupos de base podrían utilizar e incluso otros agentes y centros de poder podrían comprar. Todos los que protegen la vida en lugar de los que protegen las culturas patriarcales basadas en el imperio tienen que ser capaces de contar esa historia e inspirarse en ella.

De lo contrario, la vieja historia, la que nos trajo hasta aquí, prevalecerá. Es así de simple. Sin embargo, se necesitará un poco de trabajo y pruebas para que esto suceda. El trabajo de «NEON’s Framing the Economy» es un buen comienzo, junto con el trabajo del New Citizenship Project George Lakoff y Jon Alexander .

Contar una historia llena de esperanza y optimismo, como la que ha hecho el movimiento de Transición, puede ayudar a crear el impulso para el cambio del tamaño necesario. Una nueva historia, probada y reexaminada, puede ser una palanca importante para la concentración de un movimiento escalable para el cambio.

Conclusión

Estamos fracasando en crear el cambio necesario para mantener la vida en la tierra tal como la conocemos:

  • Las organizaciones de base individuales por sí solas son demasiado pequeñas, e incluso un movimiento de abajo hacia arriba reunido y totalmente coordinado para el cambio (que todavía no existe) es probablemente demasiado débil y fuera de relación con la tecnosfera y las grandes estructuras económicas para lograr el cambio sistémico.
  • Es difícil ver cómo vendrá el cambio desde dentro de la tecnosfera.
  • Cualquier esperanza realista de cambio hacia una cultura de apoyo a la vida surgirá de una sinergia desalentadoramente difícil y ahora mismo inconcebible entre los cambios externos (físicos, tangibles) e internos (psicológicos y psíquicos). De un mosaico de alineaciones entre elementos culturales hasta ahora a menudo no relacionados o antagónicos: empresas, gobierno, sociedad civil, academia, grupos religiosos, movimientos de desarrollo espiritual y personal, y otros.
  • Aunque hay experimentos interesantes de modelos de trabajo y creación de sinergias, todavía no estamos ni siquiera cerca de saber cómo podría ser:
    • El proyecto Atmos aquí en Totnes es una colaboración intrigante entre las empresas, la sociedad civil y el gobierno local.
    • Ungersheim, en Francia, es una asociación creativa entre el gobierno local y Transición para crear un cambio sistémico.
    • La plataforma Ctrl Shift, en la que he estado trabajando, ha reunido a organizaciones de base que nunca antes habían hablado.
    • Ecolise, Smart CSOs y el Pacto de los Alcaldes son ejemplos europeos de tejido de redes de redes, al igual que BALLE y Smart Cities.
    • El proyecto Municipios en Transición es otra de estas redes de municipios que están trabajando con organizaciones de base para crear nuevas formas de compromiso político y económico.Sin embargo, todos ellos aún no están lo suficientemente desarrollados como para desafiar realmente el paradigma dominante.
  • Creamos la tecnosfera. Nuestras historias culturales, nuestros valores y creencias son construcciones humanas. Así como han sido creados, pueden ser recreados, de manera diferente. Como dije al principio, actualmente no estamos logrando generar el cambio de la escala necesaria. Creo que tenemos el poder para hacerlo. No sé dónde y cómo surgirá ese poder. Pero tal vez un ‘Nosotros’ más grande lo pueda lograr.

El proyecto Atmos, en Totnes. Foto: David Pearson.

Este artículo es, en partes iguales, una expresión de mis temores por el futuro, un grito de ayuda, una confesión pública de mis sentimientos personales de fracaso, y un intercambio de mi aprendizaje e ideas de años en el movimiento de Transición.

Es también una llamada a una forma de vida tentadoramente cercana pero aún escurridiza que es pacífica, justa, armoniosa, y que otorga a todos los seres su pleno potencial para la vida.

Este artículo hace muchas preguntas y da pocas respuestas, por lo que pido disculpas. Ojalá tuviera más respuestas, más esperanza, más optimismo. En cambio, todo lo que puedo ofrecer son más preguntas, una evaluación sin ambages de los movimientos para un cambio positivo, temores para el futuro y grandes dosis de incertidumbre.

Sigo soñando que un día antes de morir puedo decir con certeza a mis nietos:

«Tenéis todas las posibilidades de vivir una vida plena de paz, salud y felicidad».

Naresh Giangrande, Verano 2018.

Youth Changemakers Training: conectando semillas de Cambio

Del 5 al 10 de julio de este año 2018 en Can Bordoi, Llinars del Vallès, tuvo lugar una inspiradora experiencia: Youth Changemakers Training.

Coordinada por la Red de Transición y Resilience.Earth, la formación contó con financiación de la Unión Europea.

Doce jóvenes tuvieron la suerte y la oportunidad de asistir a esta formación intensiva sobre transición ecosocial y comunidades sostenibles.

Doce jóvenes de procedencias diversas, con ganas de conectar y trabajar por un necesario cambio en el mundo.

Esther Molina y Cristian Moyano, dos de las jóvenes  participantes, comparten con todas vosotras sus impresiones de la experiencia. En primera persona. Su relato es más que revelador… Sigue leyendo

Mujeres frente al cambio. Eventos necesarios, debates compartidos

Proponemos en esta breve reseña un par de vídeos de dos eventos que tuvieron lugar recientemente en Barcelona. Dos eventos en los que estuvo presente Red de Transición y que creemos aportan un enfoque importante en estos tiempos de transición.

Desde hace un tiempo, en varias ciudades y pueblos, desde las ultimas elecciones el color político está cambiando, y la dedicación, esfuerzos y presupuestos desde diferentes ayuntamientos van poniendo sobre la mesa temas de gran importancia social y ecológica. La escala municipal cobra protagonismo. Sigue leyendo

Iniciativa Destacada «Almócita en Transición»

Almócita es un municipio de Almería que con la ayuda del grupo de consumo Trotahuertos, estamos dirigiendo nuestro camino hacia el cambio; estamos totalmente de acuerdo con toda la información recogida sobre la transición. Nuestro principal objetivo es crear puestos de trabajo: Almocita se esta viendo mermado por el despoblamiento rural, se necesita urgentemente que se ponga en alza el número de personas del pueblo, realizando proyectos de producción ecológica. Sigue leyendo

Iniciativa destacada «Zarzalejo en Transición»

Desde Red de Transición queremos daros a conocer iniciativas locales de transición. Creemos que compartir experiencias y aprendizajes es esencial para el proceso de cambio que vivimos, porque la transición es algo vivo y real que está pasando en estos momentos a tu alrededor. A continuación como iniciativa destacada, una de los grupos pioneras en el estado, en la que se realizó en el 2012 el primer encuentro de transición estatal, y donde surgió el germen de Red de Transición, estamos hablando de Zarzalejo en Transición en la comunidad de Madrid. Artículo escrito por Javier Zarzuela uno de sus fundadores. Gracias por la colaboración y a seguir enredandonos. Sin más aquí os dejamos.

Zarzalejo en Transición (ZeT) es el impulso de vecin@s de la localidad que promueven iniciativas individuales y colectivas prácticas enfocadas en la reducción de la huella ecológica, la resiliencia, el aprendizaje de habilidades y el fortalecimiento de los lazos comunitarios. No se concibe como una asociación más que se sume a las ya existentes en el municipio. Se trata más bien de un impulsor de iniciativas, un apoyo-paraguas para la puesta en marcha de realidades tangibles y practicas. Este enfoque básico es el que mantienen muchas iniciativas exitosas de Transición.

Las líneas generales de actuación que mantiene Zarzalejo en Transición son: Sigue leyendo

Iniciativa Destacada: «Granollers en Transició»

Nos complace presentaros de nuevo esta nueva sección del boletín donde las iniciativas locales de transición son las protagonistas. En cada nuevo boletín os mostraremos un proyecto o iniciativa de transición que esté teniendo lugar ahora mismo.

Iniciativa Destacada

Nuestro propósito a través de este espacio es visibilizar y dar apoyo a estos proyectos. Es importante que podáis saber qué está ocurriendo en el movimiento a través de ejemplos prácticos de personas que están materializando la Transición día a día, en muy distintos lugares, con tesón e ilusión, con problemas y esperanzas, celebrando fracasos y logros.

Esperamos ser de ayuda para estos proyectos al hacer de canal difusor, de altavoz que permita que todas las personas que lo deseen conozcan y se una a las iniciativas o creen las suyas propias. Porque creemos firmemente que el conocimiento, junto con la imaginación, es la semilla de la acción.
Si queréis participar y daros a conocer en este espacio escribirnos a: conecta@reddetransicion.org

Sin más preámbulos os invitamos a que conozcáis cada proyecto, cada historia, cada relato, con las mismas palabras de quienes lo hacen realidad.

Reproducimos aquí el texto que nos han enviado los miembros de Granollers en Transició. Esperamos que os resulte tan inspirador como a nosotros.
Sigue leyendo

Decrecimiento – De la teoría a la práctica

El decrecimiento, termino acuñado inicialmente por el economista francés Serge Latouche, se base en una crítica directa al sistema socioeconómico basado en un crecimiento exponencial del consumo. Es una de las propuestas más interesantes a nivel intelectual, existiendo en múltiples países y poco a poco va mostrando como puede manifestarse en ejemplos prácticos.

Un proceso muy interesante y necesario que se está produciendo en la actualidad, y que se está potenciando desde la Red de Transición (RedT), es el de como diferentes movimientos e iniciativas con enfoques complementarios y mucho en común, como el movimiento de transición, el decrecimiento, la permacultura o las ecoaldeas, van creando sinergias y trabajando de la mano. Dicho enfoque complementario entre Decrecimiento y Transición, comenzaba a estudiarse en la investigación «De la Idea a la acción, aprendiendo del movimiento transition towns» en 2009, y se pone manifiesta como una idea fuerza en la Guía del movimiento de Transición, ambos de Juan del Río. Un buen ejemplo reciente de ese enfoque es la organización del último encuentro de transición y decrecimiento en Galicia.

¿Qué propone Decrecimiento?
El Decrecimiento propone una disminución del consumo y la producción controlada y racional, permitiendo respetar el clima, los ecosistemas y los propios seres humanos. De no actuar razonadamente posiblemente se llegaría a una situación de decrecimiento forzado y drástico debido a esa falta de recursos. Es por ello que establece una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos y para ello propugna un cambio radical de sistema.

Tenéis un artículo aquí >>

A continuación, antes de pasar a explicar con más detalle como esta siendo el curso Decrecimiento – De la teoría a la práctica, un breve video introductorio al decremiento y tres enlaces a páginas de referencia:

La asociación Attac-Cataluña esta ofreciendo desde el 8 de febrero hasta el próximo 22 de Marzo un curso gratuíto sobre decrecimiento en Barcelona. RedT no quería perdérselo y está asitiendo a todas las sesiones. Consta de 8 semanas (una libre) en las que se ofrecen sesiones teóricas cada miércoles. Ponentes con gran conocimiento de causa, durante una hora y media, plantean un tema. Después los asistentes pueden preguntar y la idea es generar debate, conocerse e intentar establecer vínculos a través de un tema tan necesario como este y el curso está siendo muy interesante.

También se realizará una salida al Instituto de Permacultura Montsant, un proyecto formativo y de vida con muchos años de experiencia.

El curso se realiza en Can Batlló, antigua frábrica del barrio obrero de Sants, un espacio que desde el 2011 está autogestionado debido a la presión social sobre unos espacios dejados en desuso por el ayuntamiento. En Can Batlló respiran muchos proyectos comunitarios: una cooperativa de consumo, proyectos artísticos, espacio para ensayos, conferencias, exposiciones, documentales, biblioteca, carpintería, formación vecinal comunitaria, bar, etc.
Can Batlló es un oasis de coherencia en la ruidosa metrópoli y es un placer saber que existen estos espacios generadores de cambio y que la comunidad hace también suyos.

Sigue leyendo

Iniciativa Destacada: «Granada en transición»

Nos complace presentaros un nuevo espacio donde las iniciativas locales de transición son las protagonistas. A partir de este mes y en cada nuevo boletín os mostraremos un proyecto o iniciativa de transición que esté teniendo lugar ahora mismo.

Iniciativa Destacada

Nuestro propósito a través de este espacio es visibilizar y dar apoyo a estas iniciativas. Es importante que podáis saber qué está ocurriendo en el movimiento a través de ejemplos prácticos de personas que están materializando la Transición día a día, en muy distintos lugares, con tesón e ilusión, con problemas y esperanzas, celebrando fracasos y logros.

Esperamos ser de ayuda para estos proyectos al hacer de canal difusor, de altavoz que permita que todas las personas que lo deseen conozcan y se una a las iniciativas o creen las suyas propias. Porque creemos firmemente que el conocimiento, junto con la imaginación, es la semilla de la acción.

Sin más preámbulos os invitamos a que conozcáis cada proyecto, cada historia, cada relato, con las mismas palabras de quienes lo hacen realidad.

Reproducimos aquí el texto que nos han enviado los miembros de Granada en Transicón. Esperamos que os resulte tan inspirador como a nosotros.
Sigue leyendo

Historias de Transición con Rob Hopkins

El pasado 6 de octubre se realizó el evento Historias de Transición con Rob Hopkins, como invitado especial por primera vez en Barcelona. Rob Hopkins, co-fundador del movimiento de transición, miembro de Transition Network, y autor de libros como el Transition Handbook o el Transition Companion.
04El evento, organizado por la Red de Transición (RedT), giró en torno a historias de transición con Rob Hopkins como invitado, historias reales de cambio, para inspirar a pasar a la acción. Se realizó en Aurea Social uno de los proyectos más potentes de la Cooperativa Integral Catalana.

Rob llegó en tren desde Francia, después de visitar, como es normal en él, diferentes proyectos transicioneros en su viaje hacia Mallorca, donde participaba el fin de semana en el encuentro de «Educació per la vida», que cada año organiza Poc a Poc en la isla.  (Podéis ver todas las intervenciones aquí >>)

Antes de acercarnos a Aurea Social y con Rob ya en la ciudad pudimos compartir un pequeño paseo y una buena comida ecológica-slow juntos algunos miembros de la Red, Agustí Coromines, amigo y documentalista, y  Lorenzo Chelleri, investigador en resiliencia urbana y gran compañero.

El plan estaba bien trazado ya que Rob sólo tenía unas horas antes de coger el barco nocturno hacia Mallorca y queríamos aprovechar su presencia entrevistándole para uno de nuestros futuros proyectos, un documental sobre iniciativas de transición junto a Agustí Coromines. En breve tendréis más información al respecto ya que nos ilusiona mucho que sea un gran proyecto conjunto y en el que necesitaremos apoyo y difusión.
montaje

 

Mientras la entrevista acababa empezamos a preparar la sala dónde se iba a realizar el acto, apoyados por varias colaboradoras: Poner en orden la sala, conectar el proyector, probar sonido. Se habían inscrito unas 90 personas, un lleno total, y poco a poco se iba formando una agradable cola de personas con ganas de pasar un buen rato.

Empezamos con una mini presentación del evento y la proyección de unos 25 minutos del documental francés «Demain«, muy recomendable y que pre-estrenamos hace unos meses con vosotros en Madrid y Barcelona.

Posteriormente Rob Hopkins entró en escena, explicando, con su contagioso entusiasmo y humor, cómo hay una parte del mundo que está activamente involucrada en este cambio de paradigma, mostrándonos historias de transición, ejemplos reales de iniciativas de transición por todo el globo. Contamos para la traducción simultánea con la inestimable ayuda de Llorenç Witty y fue muy agradable e inspirador escuchar a Rob, gran catalizador de este movimiento.15

Posteriormente  Juan del Río y Jorge carrasco, miembros de la Red de transición, también nos mostraron proyectos cercanos que están trabajando por la resiliencia y la comunidad, ejemplos prácticos de otras maneras de hacer. Asimismo nos explicaron el trabajo de RedT, que incluye: organización de encuentros, formación en transición, investigación, consultoria, apoyo a municipios. También nos hablaron de su transición personal y de lo que supone estar involucrado activamente en la Red.
22Y para acabar la tarde-noche se hizo una ronda de preguntas para Rob. El tiempo se nos pasó volando entre propuestas interesantes y bellas risas. Eso si, no podríamos acabar mejor con la pequeña gran canción de unidad que siempre, esté donde esté, propone Llorenç, teatrero del buenrollismo.

Desde aquí nuestra más sincera gratitud a las personas que nos ayudaron en hacer posible este evento, Historias de transición con Rob Hopkins: Gracias Mario Chaparro por tu involucración, Miguel y Aurea Social por cedernos vuestra casa, Marc Tutó por el video y los temas técnicos, Rosa y Doris por estar ayudando en todo, Lorenzo por tu interés, Joan Carol por gestionar previamente este dia, Llorenç por la traducción y el humor, Rob por dedicar tus pocas horas en la ciudad en transmitir bellos mensajes. Y sobretodo, gracias a las personas que se acercaron a Aurea Social ya que fue un dia realmente inspirador para todas. Sigamos creando y contando historias de transición, pasando de la idea a la acción.

Aquí podemos ver la crónica escrita por Rob Hopkins de su visita a Barcelona.

«Mañana» (Demain), documental sobre el cambio.

Tras su éxito en Francia con más de 1.000.000 de espectadores y su premio César al Mejor Documental 2015, KARMA FILMS en colaboración con SCREENLY ha creado eventos especiales previos al estreno comercial en España del próximo 29 de Abril de «Mañana (Demain)» de Cyril Dion y Mélanie Laurent.

La Red de Transición va a estar en el pre-estreno de Barcelona y Madrid  (21 Abril – 20.00h) haciendo una breve presentación antes de la proyección del documental. Los preestrenos se hacen en cines pero via Screenly, platafoma dónde podéis comprar la entrada más barata. Para que el evento se realice es importante llenar la sala, es cine bajo demanda. Si hay personas interesadas que anteriormente se apunten el documental se proyectará. Si no hay quorum tendremos que esperar al dia 29 para verla en cines al precio habitual de una sala. Hay tiempo hasta el 14 de Abril. Los preestrenos de «Mañana»serán en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Córdoba, Valencia y Mallorca.

«Mañana» nace de esta pregunta: ¿Qué pasaría si mostrar soluciones o contar historias que hacen el bien fuera la mejor manera de resolver los problemas ecológicos, económicos y sociales?

Siguiendo la publicación de un estudio que anunciaba la posible desaparición de parte de la humanidad de aquí a 2100, Cyril Dion y Mélanie Laurent se propusieron, junto a un equipo de cuatro personas, iniciar su propia investigación en diez países para averiguar qué podría estar provocando tal catástrofe y, sobre todo, cómo se podría evitar. Durante su viaje conocieron a pioneros que estaban reinventando la agricultura, la energía, la economía, la democracia y la educación. Poniendo en práctica estas iniciativas, concretas, positivas y que ya están en marcha en algunos lugares y demostrando que funcionan, los directores comenzaron a darse cuenta cómo podría ser el mundo del mañana.
demain01Un documental totalmente en línea con la Transición y el cambio de paradigma. Una brillante manera de mostrarnos claras direcciones y ejemplos enriquecedores hacia otros modelos, resilientes, coherentes, dónde lo humano y la tierra van siempre de la mano y dónde impera la creatividad y el bien común.

Nada mejor que escuchar a los directores para entender de qué va «Mañana»:
– No es un documental verde, es una mirada sobre la sociedad tal y como podría ser mañana… Estamos exactamente en la era en la que las personas ya no se hablan, ya no se ven, todo el mundo se juzga, casi ya no hay empatía. Y, de repente, la película muestra a personas que actúan juntas, hablan alrededor de una frambuesa o de un improbable billete de 21 libras. Estas iniciativas crean pequeñas comunidades a años luz del ecologista alternativo en su cueva. Es importante tener personajes que se parezcan a nosotros, con los que cada uno pueda identificarse.
– Queremos que los espectadores deseen vivir en ese mundo, ser como estos nuevos héroes que no son ni millonarios, ni estrellas, sino valientes, hermosos, humanos…. Personas corrientes que crean huertos, abren institutos… ¡Después de haber visto a Charles y Perrine en su granja exuberante de permacultura, hasta nuestro productor – que no tiene precisamente alma de hombre de campo – le han entrado ganas de cultivar verduras!

Personas como Rob Hopkins (Transition Network), Pierre Rabhi, Vandana Shiva, Malik Yakini y muchos más hablan del importante momento que estamos viviendo y de cómo podemos contribuir a que éste mejore. Ecología, economía, educación, alimentación, consumo.
Demain «Mañana» es una ventana abierta al mundo y a opciones existentes y en la Red de Transición esta manera de mostrar el cambio es igualmente necesaria para concienciar a más gente y mostrar el lado positivo de este momento. Apoyemos este tipo de documentales y difundamos lo máximo posible mensajes de esperanza y cambio y sobretodo pasemos a la acción.
rob_HobkinsPara más información la distribuidora del documental Karma Films tiene una muy buena manera de presentarnos el documental, con entrevistas y mucha información, en su página web:  Mañana (Demain).

Esperemos poder llenar las salas de conciencia y gente dispuesta y aprovechemos este documental para que muchas personas que nos rodean puedan, después de verlo, empezar a comprender los cambios que necesitamos y den sus primeros pasos . A partir del 29 de Abril estará en cines y este ejemplo ha de verlo mucha mucha gente!!

Móstoles Ciudad en Transición

Desde la Red de Transición queremos agradecer y poner en valor la iniciativa de Móstoles Cuidad en Transición, así como celebrar el esperanzador año que comienza para el área de Madrid y para el movimiento de Transición.

Durante todo el 2015 el Instituto de Transición Rompe el Círculo y la candidatura ciudadana de unidad popular GANAR Móstoles han trabajado conjuntamente para diseñar las estrategias que hicieran posible Móstoles, Ciudad en Transición. Fruto de esta colaboración, el pasado 26 de noviembre de 2015 fue aprobada por unanimidad una moción municipal para sumar Móstoles al movimiento de ciudades en transición. Aquí se puede consultar la moción.

La idea ha sido crear un marco general de actuación que prevé concretar sus objetivos de cara al 2016: realizar una declaración oficial apoyada en un proyecto piloto. En palabras de Emilio Santiago Muiño, del Instituto de Transición Rompe el Círculo, la iniciativa no surge de la nada, sino que se enmarca en un trabajo no institucional en el que se lleva trabajando mucho tiempo con unos 24 proyectos en marcha en colaboración con los colectivos locales: talleres de permacultura, recuperación de saberes tradicionales, dinámicas de educación popular para la transición, banco de tiempo, promoción de grupos de consumo, meriendas de la transición, implicación en el Plan General de Ordenación Urbana, moneda social, Instituto Local del Buen Vivir, etc. Esta diversidad de proyectos se articula en torno a cuatro ejes: economía social, nuevo modelo productivo, articulación comunitaria y educación para la transición.
Aquí se puede consultar el documento base.

En este documento, el Instituto de Transición Rompe el Círculo define las Iniciativas en Transición como un amplio conjunto de respuestas colectivas organizadas desde las comunidades locales, que quieren afrontar con originalidad y actitud positiva las graves problemáticas que se vislumbran en el horizonte de las próximas décadas: el fin de la energía barata –pico del petróleo– y especialmente el cambio climático, así como las graves consecuencias socioeconómicas derivadas de ambos problemas.

cómo nos afecta el cambio climático

Por tanto, desde el Instituto de Transición Rompe el Círculo, no sólo se desea promover una transición como la que se está dando en muchos lugares del mundo (hay en la actualidad unas 2000 iniciativas de transición a nivel mundial y unas 50 en España), sino que se pretende, además, aportar un enfoque anticapitalista, es decir, experimentando con formas no capitalistas de organización de la vida económica, social y cultural, poniendo énfasis en la resistencia comunitaria frente al modelo capitalista neoliberal imperante.

Este puede ser un proyecto único a nivel estatal: «una Ciudad en Transición que además sea poscapitalista», apunta Emilio, «ya que Móstoles, con 200.000 habitantes, tiene condiciones privilegiadas para la transición tras el pico del petróleo». En su opinión: «porque contamos con un urbanismo compacto, que todavía posee tierras periurbanas, un término municipal por el que pasa un río y que está inmerso en un ecosistema regional muy interesante como es el valle del Guadarrama, un enorme potencial para la agricultura urbana, y una población de gran ciudad combinada con una cultura de pequeña ciudad, que posee fuertes lazos comunitarios». Para darle a esta transición un toque anticapitalista, Móstoles posee una fuerte identidad de barrio obrero, un legado de luchas vecinales y movimientos sociales que sigue vivo (La Casika) y un tejido rebelde previo al 15M que el 15M ha dotado de una enorme potencia. Además, hay que contar con la situación de Móstoles dentro de la Zona Sur de Madrid, que concentra a 1 millón de habitantes. Si ganamos la batalla de Móstoles en Transición, será mucho más sencillo ganarla en todo el Sur de Madrid y por tanto empujar a Madrid –y con Madrid a todo el Estado– a emprender procesos parecidos.

En pradillo, sesion xv

Si se logran fomentar nuevas formas de organización social en torno a la soberanía energética, la soberanía alimentaria, la economía colaborativa y la educación alternativa, tal vez Móstoles, «el monstruo insostenible, especialmente porque no deja de ser un apéndice metabólico de esa metástasis terrible que tiene Castilla en todo su centro que es Madrid» pueda soñar otra realidad. «Si valoramos esta nueva realidad, enfocándonos en las oportunidades», explica Emilio, «encontramos que hay bastante espacio para la agricultura periurbana, puesto que el término municipal es muy grande y existe una gran área –el flanco oeste y sur– sin urbanizar. Esta área periurbana no deja de ser una realidad todavía viva, con labrantíos e incluso con empresas ligadas al sector primario. Al mismo tiempo, la superficie de zonas verdes en la ciudad compacta es inmensa y tiene mucho potencial para cambiar césped por huertos. La ciudad también posee acuíferos, aunque es probable que su nivel de explotación sea muy elevado, y hay que contar con el cauce del río Guadarrama, que pasa por allí, aunque lamentablemente está muy contaminado. Es decir, no es inverosímil pensar que Móstoles pueda conocer una expansión de la agricultura urbana-periurbana y del sector primario que no sea meramente testimonial: tenemos pendiente hacer un cálculo aproximado de su capacidad de autoalimentación y vamos a animar a alumnos de la Universidad Rey Juan Carlos, con campus en Móstoles, a que hagan sus trabajos de fin de carrera con nosotros», apunta Emilio.

Todo esto, en cualquier caso, augura buenos presagios y es muy de agradecer. Nos sumamos a la ilusión de un Móstoles pionero que nos muestre otra realidad urbana y periurbana, que nos cautive y nos contagie de ganas de transformar la realidad.

RedT: Premio Especial Sostenibilidad en Camargo, Cantabria

Dos miembros de la Red viajamos a Cantabria, a Camargo, a recoger el primer premio Especial del XX Certamen Humanidad y Medio en el Centro Cultural cultural La Vidriera que tuvo lugar el 14 de Diciembre del pasado 2015.
Premiados-Certamen-Humanidad-y-Medio-2015-3El XX Certamen Humanidad y Medio es un concurso que busca reconocer proyectos y prácticas sostenibles y en el que cada año participan bastantes propuestas, aunque desde hace pocos años el certamen se abrió a toda la península.
Presidido por la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y el concejal de Medio Ambiente, Carlos González, el Certamen fue conducido por Regino Mateo, portavoz del jurado.

Presentamos un proyecto llamado: “Construyendo resiliencia en tu comunidad”, donde explicamos el trabajo que desde su inicio va realizando la Red para estimular la economía local, reduciendo así la dependencia de los recursos energéticos fósiles a la vez que aumentando la felicidad y empoderamiento de la comunidad a través de nuestras formaciones y cursos, charlas o conferencias, para potenciar un cambio de paradigma y crear una conciencia más activa y positiva.

A nivel nacional, el segundo premio fue para La Fertilidad de la Tierra Ediciones por su proyecto «Una editorial para la agricultura ecológica», y obtuvieron mención especial los proyectos «Economía Circular Terrae, empleo verde y alimentos eco-km0 Terrae» de la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos-Red TERRAE, así como también el proyecto «Recuperación de un cortín de abejas y mejora del hábitat del urogallo cantábrico (Ibias, Asturias)», de Miel de Outurelos.

Recibieron diplomas de participación los proyectos «Permacultura en el Señorío de Ekisoain» de Iraun Permacultura, «Lláscara. Geoturismo y Desarrollo Rural» de Lláscara. Xeoturismu y Desarrollu Rural, «200 anys aprenent amb tu», de la Escola Pia Sant Antoni, «Sostenibilidad en los eventos y congresos de la Universidad de Cantabria», de la UC, y «Escipión» de la Asociación RÍA.

fotonoticia_20151215102322_1280
Agradecemos profundamente este reconocimiento y que existan ayuntamientos que apuesten por incentivar y dar apoyo a proyectos que buscan una mejora en el entorno. Nos emocionó ver a tantas personas presentes, tantos proyectos con sentido y creemos que Camargo lleva ya muchos años siendo pionera en esta transformación como demuestra su Escuela de Medio Ambiente, creada en 1993.

También aprovechamos el viaje para, al día siguiente, realizar una presentación y una dinámica en el mismo centro con diferentes personas involucradas en el movimiento de Transición y llegadas desde diferentes puntos de Cantabria. Miengo en Transición, Torrelavega en Transición, así como varias personas de Equo Cantabria y del Ayuntamiento de Camargo. Personas muy conscientes de los problemas a superar, con mucha experiencia en el mundo ambiental y en sus propios proyectos y con ganas de aprender e involucrarse aún más en el arduo camino hacia la coherencia, así como con la necesidad de crear redes de apoyo.
IMG_4481
La primera hora la dedicamos, a través de una presentación, a explicar qué es el movimiento de Transición y qué iniciativas conocemos tanto en la península como en el ámbito internacional. Explicamos sus ingredientes: Visión positiva de nuestro futuro, plan para dirigir la iniciativa comunitaria desde donde ahora nos encontramos hasta nuestra visión, un conjunto de principios que guíen y den forma al proceso de cambio. Sus fundamentos: una visión positiva del futuro, inclusión y apertura, concienciación, construcción de resiliencia comunitaria, transición interna y externa, manifestaciones prácticas, cómo compartir y crear redes, el modelo viral del movimiento.

IMG_4484
Y pasamos a hablar con más detalle sobre el trabajo de RedT, su estructura, sus objetivos, sus métodos de trabajo, sus formaciones, su contacto con las redes internacionales, así como el trabajo que dedicamos a elaborar informes a través de organizar encuentros con otras iniciativas para poder compartirlas. Acabamos hablando de la visión que la Red tiene de su futuro cercano y de la dirección que quiere tomar, dedicando esfuerzos en profesionalizar su trabajo como organismo de consultoría y asesoramiento en resiliencia y sostenibilidad.
IMG_4505Una vez acabada la presentación hubo una ronda de preguntas, ya que todas las personas presentes estaban muy interesadas en diversos temas. Después pasamos a dinamizar un Backcasting o Retrospectiva dónde dejamos que fueran los presentes los que pudieran, a través de una visión colectiva y una meditación que realizamos previamente, situarse en un ideal futuro no muy lejano en su provincia y, desde ese ideal, ir trabajando sobre diferentes temas: energía, alimentación, educación, gobernanza.
IMG_4508Hemos de decir que fue una tarde muy fructífera y maravillosa para todos y que a través de estas dinámicas los puentes, los vínculos se hacen fuertes y se avanza mucho en poco tiempo. Creemos que en Cantabria hay mucha conciencia y muchos colectivos con ganas de mejorar las cosas y esperamos volver pronto, ya sea para poder realizar un curso, facilitar algunas dinámicas o ayudar en todo lo que podamos para que el movimiento avance y crezcan las personas que ya están en este camino.

Acabamos el día con una cena junto a varias personas en un peculiar bar de Santander, el Trasmiera, un lugar que parecía de toda la vida, pero que en su carta descubrimos que lo tradicional se puede cocinar de otra manera, la alternativa vegana. Su carta es de lo más variopinta y cenamos maravillosamente rodeados de magníficas personas.

Agradecemos a toda la gente que nos acompañó durante estos dos días su presencia y simpatía y sus ganas de ser parte del cambio. ¡Esperamos volver pronto!